24-07-2019 / 14:22 h EFE

oño, 24 jul (EFE),- El delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, ha simbolizado la unión entre España y el Sáhara en un "lazo", que "permanece gracias a la historia y la lengua", pero también a los padres y abuelos de los niños saharauis que participan en el programa "Vacaciones en paz" y de las familias españolas acogedoras.

Pérez Sáenz ha recibido este miércoles a los 43 niños que pasan sus vacaciones acogidos en familias de La Rioja, en un acto al que también han acudido el delegado del Pueblo Saharaui para La Rioja, Abdalahe Hamad Ahmed; y María Armas, miembro de la Asociación de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui.

"Estos acogimientos son una muestra de solidaridad", ha apostillado el delegado del Gobierno, quien ha dicho a los niños que desea que, cuando regresen al Sáhara, recuerden España "con amor y cariño" y trasladen a sus padres que este verano han tratado con "personas excepcionales".

Ha indicado que tiene amigos que han acogido a niños saharauis y ha recordado "la emoción con la que contemplaban paisajes verdes por primera vez y cómo les impresionaba bañarse en las piscinas".

Hamad Ahmed ha explicado a Efe que a "los niños saharauis les impresiona cualquier cosa porque en el Sáhara no tienen prácticamente nada y viven en campamentos de refugiados".

"Aquí conocen lo que es el mundo y la civilización; lo que más agradecen es la solidaridad de las familias y de las instituciones", ha añadido.

Armas ha explicado que el numero actual de familias que acogen a estos menores es inferior al que había antes de la crisis económica, por lo que hay una "gran" lista de espera para que niños de ocho años puedan participar en este programa, aunque lo harán cuando tengan nueve o diez.

"Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los niños que vienen desde los ocho años repiten todos los veranos hasta que cumplen doce", ha señalado Armas, como una familia de Aldeanueva de Ebro, que, desde hace cuatro años, acoge al mismo niño en verano, pero este será el último.

La Delegación Saharaui para La Rioja, ha indicado su responsable, ha pedido al Instituto Cervantes, cuya función es promover la conservación de la lengua castellana, que "instale una sede en el Sáhara".

"El castellano es la segunda lengua más hablada entre los saharauis y estas sedes del Instituto Cervantes operan en la mayor parte de países que fueron territorio español en el pasado", ha afirmado.

En los últimos seis años, entre 2013 y 2018, España ha acogido a 27.201 niños saharauis a través de este programa de "Vacaciones en paz", a los que se suman los 4.286 menores y 291 monitores de este año, de acuerdo con sus datos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD