22-07-2019 / 15:00 h EFE

La portavoz municipal del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en Santiago de Compostela, Goretti Sanmartín, ha sostenido este lunes que los presupuestos presentados por el Gobierno municipal "implican muchísimas cuestiones" y ha calificado de "eufemismo" la denominación de "presupuestos técnicos" del Ejecutivo.

"No existen presupuestos técnicos: o tenemos un presupuesto, un documento político que marca las líneas prioritarias de trabajo que se van a desarrollar, o un conjunto de modificaciones presupuestarias que son necesarias", ha explicado Sanmartín en una rueda de prensa para valorar las cuentas presentadas por el Gobierno municipal.

La portavoz de la formación nacionalista ha asegurado que, en todo caso, "la prueba del algodón serán los presupuestos que el PSdeG presente para 2020", tras lo que ha pedido al Ejecutivo municipal que "aproveche el tiempo y se dedique a trabajar" para que el documento "esté encima de la mesa a final de verano y aprobado antes del final del año".

"Insistimos en que el PSdeG tiene un Gobierno en minoría y debe de actuar como tal", ha recordado Sanmartín, quien ha pedido al Ejecutivo municipal "tiempo, esfuerzo, seriedad, confianza y rigor" con el resto de grupos municipales, ya que "todavía no ha mantenido la reunión que le pedimos para hablar de las líneas fundamentales para este mandato".

La concejala del BNG ha hecho un recorrido por algunos de los asuntos que echan en falta en el borrador de los presupuestos técnicos, como la humanización del campo de la fiesta en O Castiñeiriño, la urbanización de la rúa Valiño, diversas actuaciones en el barrio de Fontiñas o los microbuses eléctricos para las parroquias del rural.

"Creemos que estas cuestiones deberían ser prioridades políticas máximas", ha señalado Sanmartín, quien ha insistido en que, como viene siendo habitual, su partido no anunciará el sentido de su voto hasta la propia celebración del pleno.

Más allá de los presupuestos técnicos, la portavoz del BNG ha reclamado al Gobierno municipal que revise el modelo de subvenciones nominativas y que elabore un plan de choque para reducir el plazo de pago a proveedores.

"Los pequeños proveedores no se merecen tener que esperar para cobrar a tiempo; es fundamental reducir el plazo a los treinta días que establece la ley para así poder destinar el superávit del pasado ejercicio a inversiones financieramente sostenibles", ha zanjado Sanmartín.

Con respecto a la propuesta del Gobierno municipal de comenzar una serie de reuniones en octubre para revisar el contrato de los comedores escolares, la portavoz del BNG se ha mostrado "preocupada", ya que considera que estas conversaciones tendrían que comenzar "cuanto antes" para evitar "el culebrón" de cursos anteriores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD