18-07-2019 / 19:11 h EFE

La basura oscila entre el 5% y el 38% de las capturas pesqueras en áreas cerca de ciudades, según un estudio del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona, que ha analizado la densidad y tipo de basura en aguas superficiales del mar Mediterráneo comparando dos zonas, una urbana y otra rural.

Los resultados del estudio, que publica la revista "Waste Management", evidencian que el pesquero es uno de los principales sectores económicos afectados por la basura en el mar, y no sólo por la cantidad de desechos que quedan atrapados en las redes, sino que daña barcos y aparejos.

El estudio del ICM-CSIC ha evaluado la cantidad y el tipo de basura que hay en las aguas superficiales de dos áreas de pesca, el Delta del Ebro (Tarragona) y Vilanova i la Geltrú (Barcelona), ambas integradas en la red Natura 2000.

El estudio, codirigido por Eve Galimany, científica del ICM-CSIC, y Elena Marco-Herrero, que también trabajó en el ICM-CSIC y ahora lo hace para el Instituto Español de Oceanografía de Baleares, ha contado con la colaboración de pescadores artesanales de ambas localidades.

Los resultados revelan que en el área de Vilanova i la Geltrú, cercana a áreas muy pobladas y a rutas de navegación muy transitadas, la basura puede llegar a ser de hasta el 38 % de la captura en la red.

La densidad de basura en esas aguas va desde 198 hasta 393 kilos por kilómetro cuadrado y el tipo varia desde escoria (residuo de carbón quemado de los barcos de vapor), hasta textiles, plásticos y madera (restos de muebles y similares).

Por su parte, el área rural, la del Delta del Ebro, presenta menos basura (entre 34 y 56 kg por km cuadrado), lo que supone "sólo" un 5 % en el total de las capturas de las redes.

Los resultados evidencian la alta densidad de desechos marinos acumulados en áreas urbanas pobladas y su posible efecto negativo en la pesca, resalta Eve Galimany.

Por ejemplo, dice, "plásticos y telas pueden causar enredos y daños en los engranajes de los barcos, mientras que la madera puede romper redes o dañar las embarcaciones por el impacto".

"La basura marina puede causar un gran impacto en los ecosistemas, ya que su degradación natural precisa de largo tiempo. De ahí la importancia de mejorar la gestión de residuos y que incluya un programa de recompensa a los pescadores por devolver a tierra la basura marina, como antiguamente se nos recompensaba por devolver los envases de cristal", propone Elena Marco-Herrero.

El pescador de la cofradía de Vilanova i la Geltrú y participante en el estudio, Miquel Illa, corrobora que ha aumentado mucho la basura en los últimos años "y la gente no es consciente de que todo lo que se tira al mar tarda una infinidad de años en disolverse y no hay ningún plan de limpieza del medio".

El pescador de la cofradía Verge del Carme de Sant Carles de la Ràpita Casimiro Cabré también afirma que "en playas y costa, sobre todo cuando hay temporal, cada vez llegan más plásticos, botellas y basura".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD