09-07-2019 / 20:41 h EFE

El hombre que en la noche del sábado al domingo falleció en la prisión de Sangonera la Verde (Murcia), donde se hallaba ingresado desde el pasado mayo como presunto autor de la muerte de su esposa, falleció desangrado como consecuencia de los cortes que presentaba en varias partes del cuello y en ambos antebrazos.

Así se ha podido determinar con las primeras investigaciones llevadas a cabo, que apuntan a que los cortes que presentaba M.V. fueron producidos con una cuchilla de afeitar que fue hallada cerca del fallecido y que presentaba restos de sangre.

Esos primeros indicios, han asegurado a Efe fuentes conocedoras del caso, permiten pensar que se trata de un episodio de autolisis, ya que parece descartarse la posible participación de una tercera persona en los hechos.

El compañero de celda del fallecido ha manifestado que se despertó al escuchar un ruido, que los investigadores consideran que el mismo pudo responder a las convulsiones y espasmos sufridos por M.V. como consecuencia de la gran pérdida de sangre que sufrió, que le provocó un shock hipovolémico.

Aunque su estado era de extrema gravedad cuando el compañero de celda lo descubrió, facultativos del 112 intentaron reanimarlo, sin conseguir su objetivo.

M.V. fue detenido el pasado 10 de mayo en el aeropuerto de Alicante cuando se disponía a regresar a su país, en Sudamérica, poco después de que, presuntamente, hubiera dado muerte a su mujer en el domicilio que ocupaban en Torre Pacheco (Murcia).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD