06-07-2019 / 14:20 h EFE

El Sindicato de Abogados Independientes Catalanes Organizados (SAICO) ha pedido que el tiempo de espera en el juzgado compute en el registro horario como jornada laboral, al igual que las horas que pasan en el despacho, o atendiendo o asistiendo a sus clientes fuera de él.

Así lo ha indicado a Efe el presidente de este sindicato de abogados catalanes, Javier Aranda, en relación con el control horario que deben aplicar desde el pasado 12 de mayo los bufetes de abogados, en aplicación de la modificación del artículo 34 del Estatuto de Trabajadores.

Este sindicato que es el único profesional del sector, considera que una cosa es la flexibilidad horaria, que tienen actividades y profesiones como por ejemplo la abogacía, y otra es que se supere sistemáticamente la jornada máxima a realizar establecida por ley, ya que algunos despachos buscan "esconder" los "excesos" de horas de trabajo de sus empleados, hablando intencionadamente de "flexibilidad".

Al no existir una regulación convencional sobre qué esperas no computan, SAICO exige de que todo el tiempo de espera en los juzgados se considere de forma general como jornada laboral y, por lo tanto, se compute y registre como tiempo efectivo.

Una vez computado el mismo, deberá ser compensando económicamente o con días libres de descanso, ya que este sindicato no ve aceptable que los abogados deban alargar continuamente su jornada hasta las 21:00 o 22.00 horas porque han perdido la mañana en el juzgado, y no obtengan compensación alguna.

A la hora de efectuar el control horario, el sindicato recuerda que la Inspección del Trabajo exige un sistema que no se pueda manipular y que garantice que el trabajador tiene conocimiento y está conforme con el mismo.

Los despachos de abogados deben comenzar a regular estas cuestiones, pues La ley 5/2000 de infracciones y sanciones en el orden social establece sanciones para los despachos de entre 626 y 6.250 euros si no controlan la jornada laboral de su plantilla, y multas de hasta 187.515 euros en caso de impago reiterado de horas extras, o si se enmascaran otros conceptos, como por ejemplo establecer una prima o incentivo como método para esconder tiempo de trabajo.

Estos sistemas de ocultación de horas extraordinarias son habituales en otros sectores, pero en el de la abogacía los despachos ni tan siquiera se toman la molestia de hacerlo, al entenderlo como algo consustancial a la profesión, según el sindicato.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD