05-07-2019 / 13:50 h EFE

La Guardia Civil ha desarticulado a una organización criminal que realizó numerosos robos en viviendas habitadas de seis provincias españolas (Soria, Segovia, Madrid, Cuenca, Toledo y Huelva) y ha detenido a sus 13 integrantes que habrían sustraído objetos por valor superior al millón de euros.

Pero no solo robaban en viviendas, sino también en entidades bancarias, estaciones de servicios, naves, empresas y centros educativos, según ha explicado este viernes la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín.

Los detenidos en la Operación Cerbero-Idua llegaban a recorrer más de mil kilómetros para estudiar sus próximos objetivos e incluso en uno de los robos con fuerza que perpetraron en el interior de una vivienda en Madrid se llevaron joyas y dinero por valor superior a los 200.000 euros.

De los treces detenidos, cuatro son españoles y el resto extranjeros, todos con antecedentes y se les imputa los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, falsedad documental, sustracción de vehículo, apropiación indebida y robo con fuerza.

La operación se inició después de que los agentes tuvieran conocimiento de que se habían producido varios robos en viviendas de Soria y de la sustracción de vehículos en la localidad soriana de Almazán.

La Guardia Civil descubrió en su investigación que los supuestos autores estaban asentados en Madrid, por lo que coordinó un operativo conjunto con la Comandancia de la capital de España con el fin de establecer las identidades de los delincuentes.

La colaboración entre las comandancias de Soria y Madrid se materializó el 5 de julio con ocho entradas y registros en domicilios de las provincias de Madrid y Toledo, en el que fueron detenidas los trece integrantes de esta banda criminal.

Los miembros de nacionalidad española se dedicaban a facilitar la infraestructura logística, mientras que los extranjeros eran los que entraban en los domicilios para robar.

La organización criminal actuaba en lugares previamente fijados y estudiados por sus componentes y los robos se cometían generalmente mediante la utilización de vehículos de renting o con placas de matrícula extranjeras o falsificadas.

Del mismo modo, empleaban ropas oscuras y calzado deportivo, así como guantes y gorras o pasamontañas para ocultar su rostros, y utilizaban todo tipo de herramientas para forzar o abrir los objetos o lugares en los que cometían los robos.

La Guardia Civil, según ha explicado Martín, ha detectado el empleo de escaleras, radiales, mazas, hachas, inhibidores de frecuencia, elementos de apertura de cerraduras de puertas o lanzas térmicas, entre otras cosas.

"Se han esclarecido de momento 14 robos pero estoy convencida de que la investigación va a permitir atribuirles muchos más hechos delictivos", ha asegurado.

En los registros se ha intervenido dos vehículos, gran cantidad de dinero, joyas, bolsos, documentación falsa, herramientas y teléfonos móviles de alta y baja gama.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD