06-06-2019 / 20:00 h EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha hecho una nueva apelación al diálogo, durante su intervención este jueves en el homenaje póstumo al monje de Montserrat Lluis Duch, porque: “Cuando faltan las palabras, se abona el camino a la confrontación y la violencia”.

Tras escuchar intervenciones elogiosas con la aportación de Lluis Duch al pensamiento contemporáneo en Cataluña y su capacidad para “empalabrar” el mundo -según una expresión acuñada por el propio monje-, Torra ha reclamado: “Todo este bagaje cultural nos debería servir para fortalecer nuestra cohesión social, porque está claro que, cuando faltan las palabras, se abona el camino a la confrontación y a la violencia, el diálogo tiene que ser siempre posible”.

El presidente ha reivindicado el “pensamiento elaborado” y la profundidad de Duch frente a la prisa, que “representa el triunfo clamoroso de la ideología de nuestro tiempo, basada en el anonimato, la sobreactuación y la renuncia a la reflexión”.

"Tras un largo periodo electoral en el que han proliferado, como malas hierbas, palabras afiladas como cuchillos y donde nos hemos enzarzado con frases sacadas de contexto, viene de gusto recobrar la calma y la serenidad”, ha reclamado Torra.

El acto de homenaje ha tenido lugar en el Salón de Sant Jordi del Palacio de la Generalitat y en el mismo han intervenido el Abad de Montserrat, Josep Maria Soler; la profesora e investigadora de la Universitat Ramon Llull Mar Rosàs; el presidente de la Fundación Joan Maragall -que ha promovido el acto-, Josep Maria Carbonell; y el director de la revista "Qüestions de Vida Cristiana", Miquel Calsina.

Todos ellos han resaltado la importancia de Duch como “uno de los intelectuales que ha contribuido a enriquecer el pensamiento contemporáneo en Cataluña”, así como su sabiduría, bagaje cultural y capacidad para “empalabrar” el mundo, una expresión acuñada por él mismo referida a la capacidad para “hacer entrar la vida, la realidad, en palabras y en expresiones humanas, para comprenderla mejor y poder reflexionar sobre ella”.

Tanto Mar Rosàs como Josep Maria Soler han resaltado la “visión crítica” de Duch, al que la profesora incluso ha descrito como “un antisistema, detrás de su posado afable y correcto”, así como su actualización constante de los textos bíblicos adaptados al contexto social y eclesial del momento.

Lluís Duch (Barcelona, 1936- Montserrat, 2018), galardonado en 2011 con la Cruz de Sant Jordi, es una de las voces más singulares del pensamiento catalán contemporáneo, autor de más de 50 libros y ocúspulos y de más de 300 artículos y colaboraciones en obras colectivas.

El filósofo se doctoró en antropología y teología por la Universidad de Tübingen e impartió docencia en el Monasterio de Montserrat, en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y en la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras instituciones académicas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD