05-06-2019 / 18:39 h EFE

Una de las cuatro familias que permanecen acampadas frente a la Oficina Local de Vivienda de Badalona (Barcelona) tras haberlas desahuciado la semana pasada dormirá hoy bajo techo después de que la Mesa de Emergencia Habitacional de la ciudad haya resuelto concederle un piso social.

La Mesa se reunió ayer para analizar la situación de varias familias en situación similar y resolvió conceder a dos de las acampadas un nuevo domicilio social, aunque sólo una de ellas podrá por el momento acceder al mismo.

Según ha explicado a Efe el portavoz de la Plataforma de Afectados por la Crisis (PAC), Luís Ros, la otra familia deberá esperar todavía entre una y dos semanas hasta que se le conceda una vivienda, por lo que continuará acampada.

Las otras dos, en cambio, no han podido obtener un informe favorable de la Mesa, una situación que fuentes del consistorio ya pronosticaron a Efe, dado que a una se le estaba requiriendo la documentación necesaria y la cuarta no cumple, en principio, con los requisitos económicos.

Las cuatro familias -entre las que se encuentran siete menores- decidieron alojarse en tiendas de campaña frente a la oficina de vivienda badalonesa como forma de protesta para exigir al Ayuntamiento un piso social porque, tal como ha asegurado Ros, no tienen otro lugar al que acudir.

Las dos familias con resolución favorable contaban, además, con un informe del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas que solicitaba al Estado suspender temporalmente el desahucio, que se ejecutó de todas formas.

Desde el consistorio señalaron a Efe que los servicios sociales "están colapsados" y que Badalona no cuenta con un "parque de vivienda pública suficiente" para hacer frente a la situación, ya que hay más de 150 familias en lista de espera para acceder un piso social.

Este episodio llega en plena época de negociaciones para formar gobierno tras las elecciones del 26M y ya ha levantado ampollas entre algunos partidos políticos, que han acusado de inacción al alcalde socialista, Àlex Pastor.

Es el caso de Badalona en Comú Podem, cuya líder, Aïda Llauradó, anunció su intención de no formar parte de ningún pacto de investidura si no se daba solución al problema pero que, tras reunirse con el edil de servicios sociales, Jordi Subirana, volvió a apostar por "un gobierno amplio de izquierdas" para la ciudad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD