04-06-2019 / 13:42 h EFE

Los proyectos que el Gobierno Vasco había definido para el bono sostenible de 500 millones de euros que emitió el año pasado han permitido la creación de 4.800 empleos, destacó este martes el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu.

Además, el impacto económico para las empresas que han participado en trabajos asociados a esos proyectos ha sido de 200 millones de euros en valor añadido, explicó a la prensa Azpiazu en París, adonde viajó para una ronda de encuentros con inversores.

De esos 500 millones de euros, un 67,58 % se dedicaron a proyectos sociales, como programas de acceso a viviendas asequibles, becas o sanidad, y el 32,42 % restante a proyectos verdes, en particular la compra de cinco trenes que sustituyen a otros antiguos.

El bono sostenible de 2018, que tiene un vencimiento al cabo de 10 años con un tipo de interés del 1,45 %, fue el primero de ese tipo lanzado por Euskadi, que renovó la operación en 2019 con otro de 600 millones de euros y un interés del 1,125 %. En esa segunda ocasión, la demanda de los inversores cuadruplicó la oferta.

Mientras que el pasado año el diferencial del interés fue de 15 puntos básicos con respecto al bono del tesoro español que sirve de referencia, este ejercicio se quedó en 10 por encima.

El consejero avanzó que en 2020 la emisión "puede ser por una cantidad equivalente" a la precedente y recordó que su Ejecutivo se ha comprometido a sacar al mercado uno de esos bonos cada año durante la legislatura.

Su viceconsejero, Alberto Alberdi, indicó que teniendo en cuenta las demandas que observan de los inversores, se baraja la posibilidad de que en el futuro haya un bono social y otro bono verde diferenciados, aunque puntualizó que "es pronto para decirlo".

La delegación que encabeza Azpiazu viaja este miércoles a Noruega, para mantener un encuentro con responsables del fondo soberano de ese país, que se quedó con 60 millones de euros (un 10 %) de la emisión de 2019.

En paralelo, hay otra misión del Gobierno Vasco que realiza una ronda de visitas de inversores primero en Alemania (Fráncfort y Múnich) y luego en Amsterdam.

La Administración vasca tiene actualmente unos 9.000 millones de euros de deuda, que son unos 10.000 millones si se suman diferentes organismos que tiene adscritos. En 2012, el tipo medio que debía abonar por la deuda era del 3,52 %, mientras que en 2019 el interés había bajado al 1,79 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD