02-06-2019 / 11:39 h EFE

La carrera solidaria por los refugiados que se ha corrido este domingo en Bilbao se ha dedicado a recordar las dificultades que tienen estas personas a su llegada, porque, como ha dicho una de ellas, Youssef En Nouary, "las cosas no son fáciles cuando llegamos aquí".

La carrera, llamada "Bilbao refugio", ha reunido a varios centenares de personas en el muelle de Ripa en Bilbao, en la que ha sido su tercera edición.

Youssef En Nouary, marroquí, ganador de las dos ediciones pasadas de la "Bilbao Refugio", llegó a Bilbao hace ocho años, con 17, siendo menor de edad. "Me encontré con dificultades, pero también mucha gente muy buena en mi camino que me ha ayudado mucho, y quiero aportar mi granito de arena para que las cosas puedan mejorar. Somos iguales, no hay nada diferente entre nosotros".

Este año no sabía si iba a ganar, porque le ha coincidido la carrera con el Ramadán, pero ha resaltado que "lo importante es que la gente que venga disfrute del día y que hagamos una cosa buena por una buena causa, que la gente sepa algo de nosotros, que somos de fuera y que las cosas no son fáciles cuando llegamos aquí".

Youssef es voluntario de CEAR-Euskadi, la organización que monta la "Bilbao Refugio". Su presidente en Euskadi, Javier Galparsoro, ha explicado que en la primera edición "recordábamos las dificultades de las salidas de estas personas, los trayectos infames que tienen que hacer, pateras, cayucos, vallas, concertinas y playas donde aparecen cuerpos varados".

El segundo año recordaron "las causas de persecución, porque son personas que huyen por situaciones de máxima presión, por violaciones de derechos humanos, por guerras, víctimas de tratas...".

Este año han buscado visibilizar otras dificultades: "las de la llegada; lo que supone hoy para estas personas encontrar vivienda, trabajo, o hacer una solicitud de asilo en nuestra ciudad y en nuestro país, el tiempo que tienen que esperar a la respuesta y que sean masivamente denegatorias, o las políticas europeas que se están haciendo con la Europa de Salvini, de Orban o de Abascal".

"Estamos muy preocupados, con esa criminalización hacia las ONG que trabajamos con las personas refugiadas, pero a la vez muy agradecidos y dispuestos a seguir hasta el final en esta batalla incansable por este colectivo".

Porque lamentablemente habrá más carreras: "hay 68 millones de refugiados en el mundo. Ojalá que fuera la última edición, pero no va a ser así", ha comentado Galparsoro.

Mónica Hernando, directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, ha apoyado la carrera: "las personas refugiadas tienen derecho a la protección, a que las sociedades seamos acogedoras, como fuimos nosotros recibidos en otros tiempos en otras sociedades, y también porque somos una sociedad solidaria. Hay que abrirles los brazos. Youssef demuestra que se puede, llegó como mena y hoy trabaja y está totalmente integrado".

También ha acudido Iñigo Pombo, concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao en funciones, quien ha subrayado que "las instituciones tenemos que estar con los que más sufren en la vida y ser solidarios".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD