24-05-2019 / 14:59 h EFE

El Gobierno ha iniciado hoy el trámite para afrontar la reparación de la AS-12, el eje del Navia que enlaza esa localidad con el Alto del Acebo a lo largo de 67 kilómetros y que, con una inversión estimada de 180 millones de euros, pretende financiar con el denominado 'peaje en la sombra'.

Esa vía se convertiría así en la segunda de titularidad autonómica, tras la autovía AS-II -ejecutada a partir del desdoblamiento entre de la As-18 que comunica Oviedo y Gijón-, que se construye mediante ese sistema, que en el primer caso se adjudicó a Viasa a cambio de un canon en función del volumen de trafico.

En su reunión de hoy el Ejecutivo ha autorizado un gasto de 547.291 euros para contratar la asistencia técnica para la redacción de los estudios que permitan lanzar el contrato de la concesión.

Según el Gobierno, dada su limitada capacidad de endeudamiento, la única alternativa viable para acometer la obra es el sistema de concesión de obra pública, que no tiene un efecto negativo sobre las cuentas públicas y tampoco altera la titularidad de la carretera.

Las concesiones de obras públicas son contratos que tienen por objeto la ejecución por parte del concesionario de los trabajos encomendados por los que obtienen el derecho de explotar la obra, o bien ese derecho acompañado de un precio determinado.

Los documentos necesarios para la contratación de la concesión incluyen el análisis de viabilidad económico-financiero, el anteproyecto de construcción y explotación de las obras, el estudio de impacto ambiental y el pliego de prescripciones técnicas.

De esta forma, el Principado deberá determinar ahora la viabilidad de realizar la concesión y si el pago se realiza en función del volumen de tráfico -como ocurre en la AS-II- o si la concesionaria recuperaría la inversión en función del cumplimiento de otros indicadores como el mantenimiento de la carretera.

La intervención incluye el acondicionamiento general de los tramos Navia-Boal y Boal-Grandas de Salime y la adecuación del que une Grandas de Salime y el alto del Acebo, un trazado de 67 kilómetros que se tarda más de una hora y media en recorrer.

Además, la actuación permitirá comunicar a la población de la zona en tiempos razonables con la autovía del Cantábrico y con servicios públicos esenciales como centros sanitarios y escolares).

Una vez redactado el estudio de viabilidad se someterá a información pública para su aprobación y, si el resultado es positivo, se sacará a licitación la concesión, con dos fases.

La primera se desarrollaría de 2021 a 2023 y consistiría en el acondicionamiento general de los 43 kilómetros entre Boal y Grandas de Salime, con el objetivo de reducir a la mitad el tiempo de recorrido actual.

En la segunda, que se ejecutaría entre 2026 y 2030, se adecuarían los tramos entre Grandas de Salime y el alto del Acebo (15 kilómetros) y entre Navia y Boal (24 kilómetros).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD