18-05-2019 / 19:39 h EFE

La cabeza de lista de la CUP-Capgirem Barcelona al Ayuntamiento de Barcelona, Anna Saliente, ha acusado este sábado a la alcaldesa Ada Colau de "haber jugado a hacer creer" a los catalanes que España es "reformable" y que es posible "negociar" con el Estado.

"Colau y Barcelona en Comú han jugado el papel de hacer creer que el Estado español es una cosa reformable con la que se puede negociar", ha criticado ante los medios antes de intervenir en un mitin en el barrio de Sant Andreu.

Saliente ha asegurado que "no puede haber una negociación de igual a igual con el Estado español" y que creer que eso es viable, como defiende Colau, "es evidentemente una ficción" porque "ninguna negociación será factible" sin haber impulsado "un proceso de desobediencia previo" y haber recuperado "el espíritu del 1-O".

Además, ha reprochado a la alcaldesa que "equipare los anhelos de autodeterminación con el Estado represor español", al reivindicarse como contraria al artículo 155 de la Constitución pero también a la declaración unilateral de independencia.

Por ello, ha criticado que BComú "haya perdido la oportunidad de ponerse del lado del proceso democratizador" tras el 1-O, aunque ha celebrado que el consistorio se haya "personado" en el juicio del 'procés', así como "en los procesos de crítica de vulneración de derechos por parte del Estado".

Con todo, ha sostenido en que esa actitud "no se puede quedar aquí", porque la idea que subyace es que "los procesos represivos son errores", cuando a su entender no son errores sino una muestra de la "naturaleza del Estado".

Saliente ha coincidido con la alcaldesa en que "ni ERC ni ningún partido puede apropiarse el 1-O", pero ha insistido en que "ello no quita que BComú se haya puesto de perfil ante la situación y haya perdido la oportunidad de dar todo su apoyo institucional a la desobediencia" tras la celebración del referéndum unilateral.

Además, ha apostado por que la capital catalana "lidere" una red de "municipios desobedientes" que se extienda a la Comunidad Valenciana y a las Islas Baleares.

"Toda desobediencia que sea hecha desde Barcelona tiene una potencialidad mayor que la de otros municipios", ha dicho, antes de agregar que es necesario "recuperar las problemáticas conjuntas y tejer políticas que sean parecidas y coordinadas con el resto del territorio de los Países Catalanes".

Por su parte, la diputada en el Parlament Natàlia Sànchez ha reivindicado la CUP como "herramienta y elemento de presión y de garantía de derechos, ante las renuncias de ERC y JxCat".

Según Sànchez, "es público y notorio" que "las fuerzas mayoritarias del independentismo gubernamental" se encuentran "en un contexto de bloqueo y acatamiento constante a la Constitución española y al marco autonómico" y que tampoco "están dispuestas a garantizar derechos civiles y políticos".

Por eso, ha apelado al voto útil para que la CUP entre en los consistorios catalanes y se convierta en "la oposición constructiva y contundente cuando no se garantizan estos derechos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD