26-04-2019 / 18:29 h EFE

El director y productor de cine Lluís Miñarro, que este viernes ha presentado en el festival D'A su último filme, "Love me not", ha dicho que "el cine español es un cine viejo en cuanto a la resolución de su cinematografía".

Echa de menos Miñarro más riesgo en la cinematografía española al considerar que "el grueso de las películas, aproximadamente un ochenta por ciento es un cine adocenado".

En su opinión, una película como "El Reino", "con todos los respetos por Rodrigo Sorogoyen", le parece "viejísima desde un punto de vista narrativo y estético".

Ha aprovechado para reivindicar la figura de Luis Buñuel, que hacía un cine poco convencional y es, según Miñarro, "una figura que está a la misma altura que Lorca o Dalí, que debería ser un orgullo nacional. Por el contrario, el Ministerio de Cultura, que tenía la casa de Buñuel en México ha acabado vendiéndola".

Protagonizada por Ingrid García-Jonsson, "Love me not", un drama alegórico que revive el mito bíblico de Salomé, tuvo su estreno el pasado mes de enero en el Festival de Rotterdam, y se trata de una coproducción con México, rodada en el desierto de Chihuahua y en Cardona (Barcelona), entre otras localizaciones.

En su nueva incursión como director, Miñarro ha escrito el guión junto con el dramaturgo Sergi Belbel, y ha contado con un reparto en el que, además de García-Jonsson, incluye a Francesc Orella, Lola Dueñas, Oliver Laxe, Luis Alberti, Fausto Alzati y Hugo Catalán.

Orella y Dueñas han subrayado en la presentación que Miñarro les ha dejado trabajar con "total libertad".

Miñarro ha dicho que explica a los actores "lo mínimo imprescindible" y confía en que ellos puedan aportar cosas de su experiencia vital que a él no se le habrían ocurrido.

Hay diálogos, reconoce, que son "un poco improvisados", pero que responden a la sinergia del momento del rodaje y a lo que se quería contar.

Según el director, "no es una película normal, es un artefacto audiovisual, casi una fantasía audiovisual, y todo el mundo que ha participado ha entendido el mensaje".

La Biblia, Oscar Wilde, la guerra de Iraq son algunos ejes que dan forma a este "western moderno, melodrama kitsch, surrealista y con escenas teatrales".

El Buñuel de "Simón del desierto" y el melodrama al estilo Douglas Sirk son dos "referentes mentales" que Miñarro tuvo presentes al afrontar este trabajo.

Lola Dueñas ha elogiado a Miñarro por la libertad que ha dado al equipo artístico: "En mi caso es peligroso, porque me tienen que atar corto, pero que el actor se sienta libre es algo poco habitual en el cine actual".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD