23-04-2019 / 18:10 h EFE

La ingeniera de telecomunicación Nerea de Acha Morrás ha desarrollado durante su tesis doctoral, leída en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), diferentes sensores luminiscentes de fibra óptica para medir oxígeno gaseoso, dispositivo útil para controlar el oxígenos en espacios reducidos.

Para ello, De Acha (Nazar, Navarra, 1989) ha fabricado e implementado diversos recubrimientos a escala nanométrica, y ha obtenido dispositivos de muy alta sensibilidad y resolución, que permiten monitorizar variaciones de la concentración de oxígeno de hasta el 0,1 % y que presentan cortos tiempos de respuesta en la medición.

Estos sensores posibilitan controlar el oxígeno presente en espacios confinados como, por ejemplo, simas, cuevas, bodegas u otras estancias cerradas, donde su concentración es crítica, con el fin de evitar posibles riesgos para la salud.

Según ha explicado la UPNA en una nota, un sensor es un dispositivo que detecta cambios en el medio externo y los transforma en señales que pueden ser registradas o medidas, y en este trabajo la investigadora navarra ha trabajado con sensores de fibra óptica basados en luminiscencia.

Según explica De Acha, "la luminiscencia consiste en la absorción de energía por parte de un material, y la consiguiente emisión de parte de dicha energía en forma de luz. En este caso, como se buscaba medir la concentración de oxígeno, se utilizó una molécula luminiscente sensible a dicho gas: dado que el oxígeno apaga la luz que emite la molécula, su concentración puede ser monitorizada midiendo la intensidad de la luz emitida”.

Para fabricar estos sensores, Nerea de Acha Morrás recurrió a la técnica de nanoenseamblado capa por capa, que “consiste, a grandes rasgos, en la deposición, capa a capa, de materiales de carga opuesta”.

“Esta técnica permite controlar, a escala nanométrica, diferentes parámetros de las estructuras fabricadas, como el grosor, la rugosidad, la porosidad y la permeabilidad. Estos parámetros, además, determinan las propiedades de los diferentes sensores de oxígeno, por lo que estas pueden ser modificadas con gran precisión", indica.

Asimismo, es la primera vez que la molécula utilizada para monitorizar oxígeno ha sido depositada en una nanoestructura mediante el empleo de dicha técnica, señala la investigadora, cuya tesis doctoral ha sido dirigida por dos docentes del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Comunicación de la UPNA.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD