10-04-2019 / 19:30 h EFE

A punto de cumplir la treintena de jornadas, el juicio del "procés" ha escuchado por primera vez a una agente de Mossos desplegada el 1-O, donde ni vio urnas ni pudo intervenir ante la cantidad de gente "en actitud pacífica" que taponaba la entrada y que le dijeron que no le permitirían entrar.

LA FRASE: "Se tomó su tiempo para leerlo porque lo leyó entero (...) Se hizo eterno el tiempo con él y le pedí que por favor me lo devolviera".

Es lo que ha dicho un inspector de Policía de un letrado de la defensa, que ayer un compañero suyo identificó como Andreu Van den Eynde -abogado de Oriol Junqueras-, y que según él ralentizó su actuación el 1-O.

LA IMAGEN: La de dos supuestos mossos de paisano, con auriculares y dispositivos de transmisión, botas tácticas uno y defensa extensible el otro, informando sobre la actuación de los antidisturbios en un colegio de Barcelona y saliendo tras ellos en un coche del departamento de Presidencia de la Generalitat.

Es la imagen que han dibujado varios agentes de la Policía Nacional con sus declaraciones, aunque solo uno de ellos ha afirmado explícitamente que eran mossos. Otro, por su parte, ha precisado que por su experiencia diría que eran policías.

Actitud "vigilante" y sin parar de "comunicar" mientras se producía la intervención policial, acabaron montándose en un Seat Ibiza gris oscuro y emprendieron camino tras las UIP, como "haciendo seguimientos", según los agentes.

EL PROTAGONISTA: La primera miembro de un binomio de Mossos d'Esquadra desplegado el 1-O que declara en el juicio.

Después de las constantes críticas a los Mossos por parte de altos mandos de la Policía y la Guardia Civil, esta agente ha relatado que no pudieron entrar en el centro porque la multitud, en "actitud pacífica", taponaba la entrada.

Razón por la que se quedaron vigilando desde fuera y no pudieron incautar unas urnas que ni llegaron a ver ni impedir la votación, y por la que pidieron ayuda a sus compañeros antidisturbios. No acudieron, tampoco lo hizo la Policía ni la Guardia Civil, aunque a éstos últimos no les requirieron apoyo.

Tras disolverse la gente, ha dicho, procedieron a precintar el recinto.

LA ANÉCDOTA: Apenas diez minutos del inicio de la sesión, el juez Manuel Marchena, con gesto preocupado y tras ser advertido por sus compañeros magistrados, ha tenido que interrumpir el juicio ante la indisposición de "Paco", un auxiliar del tribunal.

Quince minutos más tarde, Marchena ha reanudado el juicio tras explicar que el auxiliar, que es "una pieza indispensable en la infraestructura de esta vista", estaba indispuesto pero "ya está bien". Al parecer, el funcionario ha sufrido un espasmo, según han informado fuentes jurídicas.

AGENDA: El juicio continua mañana a las 10.00 horas con las declaraciones de 16 policías nacionales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD