20-02-2019 / 15:19 h EFE

La brecha salarial de género, aunque ha disminuido ligeramente en la población autóctona catalana, situándose en el 24,7 %, se ha disparado en la población extranjera, que sube hasta un 22,2 %, un porcentaje menor porque los inmigrantes hombres también cobran menos que los de origen.

Estos son algunos de los datos del informe que hoy ha presentado la directora general de Igualdad de la Generalitat, Mireia Mata, que hace una evolución anual de la brecha salarial en Cataluña para desarrollar políticas para "combatir la desigualdad retributiva entre hombres y mujeres", según Mata.

Esta "leve" disminución -del 24,9 % al 24,7 %- en población nacional se debe a un mayor incremento de las ganancias de las mujeres que de los hombres -0,9 y 0,7 respectivamente-, mientras que en el caso de la población extranjera se ha producido un descenso salarial -4,6% en mujeres y 2 % en hombres-.

El informe constata que la brecha salarial disminuye en términos generales por segundo año consecutivo, situándose en el 23,4 %, pero las ganancias de los hombres continúan superando en más de 6.000 euros anuales las de las mujeres.

"En muchos casos el menor salario femenino se explica por un mayor peso del trabajo a tiempo parcial -la tasa de parcialidad en mujeres es de 22,6 % y en hombres de 7,5 %-", ha afirmado la directora del Observatorio del Trabajo y Modelo Productivo, Manuela Redondo.

La brecha de género "se acentúa con la edad, aunque en 2016 solo creció la brecha en el grupo de 45 a 55 años y alcanza el 31,3 % en el tramo de mayores de 55 años, y disminuyó en jornadas a tiempo completo -15,1 %- pero continua creciendo en las jornadas a tiempo parcial -creció 4,5 puntos en 2016-", ha afirmado Redondo.

Por tipo de ocupación, la brecha más elevada se observa en las ocupaciones elementales (32,6 %) y en los trabajadores de servicios de restauración y vendedores (29,4 %), grupos que no requieren un alto nivel de cualificación y presentan los salarios más bajos con mucha presencia femenina.

Mata ha destacado que "en 2015 solo se destinaron 60.000 euros a la creación de planes de igualdad para acabar con la brecha salarial, mientras que en 2018 se destinaron más de 865.000 euros para impulsar medidas de sensibilización, formación y apoyo técnico a empresas e instituciones", ha explicado Mata.

Durante 2018 se han revisado y evaluado 69 planes de igualdad que han repercutido en 55.509 trabajadores, y se ha formado a 1.367 personas, directivos y representantes sindicales principalmente, para la implantación de los planes de igualdad. (

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD