16-01-2018 / 16:50 h EFE

El País Vasco es la comunidad autónoma que tiene una mayor financiación pública por estudiante universitario, con 8.429 euros en 2015, aunque esta cantidad ha disminuido un 18,1 % con respecto a 2009.

Así se refleja en el informe del Observatorio del Sistema Universitario "¿Quién financia la universidad? Comparación entre comunidades autónomas en España, Europa y la OCDE", presentado hoy en Madrid.

La financiación pública de la universidad en términos del PIB pasó de suponer un 0,64 por ciento en el caso del País Vasco en el 2009 a un 0,51 % al final de la crisis, en 2015.

Además, el porcentaje de financiación pública en el total de ingresos alcanzó en 2015 su máximo en el País Vasco (84,9 %) y su mínimo en Cataluña (60,2 %), seguida de Madrid (65,0 %) y Aragón (68,6 %).

El estudio indica que cinco comunidades autónomas -Baleares, Navarra, Castilla La Mancha, La Rioja y Cataluña- están por debajo de todos los países de la OCDE en financiación pública de las universidades, mientras que Andalucía es una única región que se sitúa por encima de la media europea.

El informe destaca que España es el sexto país de los 28 europeos que gasta una proporción más pequeña de su riqueza en universidades (1,08 % del PIB), frente a la media de la OCDE (1,37%) y de la UE 22 (1,27%) e implica que sólo dos CCAA alcanzan la media de la UE22 (Andalucía y Comunidad Valenciana), y sitúa a 5 de ellas por debajo de todos los países de la OCDE.

Además, el estudio, elaborado por la profesora Vera Sacristán, pone también de manifiesto que España se ha alejado de los países de la OCDE durante los años de la crisis.

Así, mientras que en 2009 el gasto total por estudiante en las universidades españolas era superior a las medias de la OCDE y la UE21, en 2014 en España el gasto por estudiante se sitúa un 16,8 % por debajo de la media de la UE22, y un 13,1 % por debajo de la media de la OCDE.

En cuanto a financiación pública -que suma lo procedente de las CCAA (94,6 %) y del Estado (5,4 %)-, en 2009 era el 1,14 % del PIB, y en 2014 había descendido al 0,96 %.

Mientras, los ingresos por matrículas España se sitúan en el 28,1 %, frente al 15,1 % de la media de la UE 22 y al 21,6 % de la media de la OCDE.

Otra de las conclusiones del estudio es que durante los años de la crisis económica -entre 2009 y 2015- los ingresos totales de las universidades públicas descendieron un 20,2%, debido fundamentalmente a la caída de la financiación pública, que descendió un 27,7 %, mientras que los ingresos por los precios de los cursos aumentaron un 31 %.

Este descenso en los ingresos fue muy dispar entre comunidades autónomas y oscila entre el 17 % de descenso de la financiación pública en Aragón, hasta el 38,2 % de caída en Castilla-La Mancha.

La variación de los ingresos por tasas y precios públicos se movió entre el descenso experimentado en Galicia de un 15,7 % y el aumento del 67,6 % en Cataluña.

En un contexto de financiación menguada, las desigualdades entre CCAA han aumentado, especialmente en lo que se refiere a la financiación pública y a los ingresos por tasas y precios públicos, según Sacristán.

Así, en 2015, el total de ingresos por estudiante más alto se da en La Rioja (10.000 euros), que supera en un 54,3 % al valor más bajo (Baleares, 6.479 euros).

En cuanto a los ingresos por tasas y precios públicos, el valor mayor se da en Cataluña, con 2.123 euros de media por estudiante, seguido de Madrid (1.715 euros) y el importe en Cataluña es más de 2,55 veces el importe mínimo (Galicia, 832 euros).

En relación con el PIB, el estudiantado de la Comunidad Valenciana (0,19 %) hace un esfuerzo entre tres y cuatro veces superior al de Baleares (0,055 %) y el País Vasco (0,053 %).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD