20-04-2015 / 16:50 h EFE

Los autobuses de Tarragona controlarán sus emisiones a la atmósfera mediante una prueba piloto, ya que, desde hace cuatro meses, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) forma parte de un programa para controlar la calidad del aire en tiempo real, informa el consistorio.

La primera fase consiste en implantar una plataforma tecnológica de gestión para la conducción eficiente con el fin de mejorar la capacitación de los conductores, ahorrar combustible y reducir emisiones.

En una segunda fase, está previsto instalar en diez autobuses de la EMT un sistema de control medioambiental a través de la tecnología UrVAMM, que permitirá la monitorización en movimiento y en cualquier punto de la ciudad de la calidad del aire.

La información sobre la calidad del aire será totalmente accesible y el ayuntamiento, por su parte, podrá prevenir y planificar.

La primera fase ya está en marcha, con el objetivo de reducir un 7 % de combustible, lo que supone 3,64 litros por cada 100 kilómetros y un ahorro de 1.820 litros por autobús y, por toda la flota, de 131.000 litros al año.

La segunda fase, valorada en unos 6.000 euros, se financiará con el ahorro conseguido en la primera fase.

Esta medida de conducción eficiente y de control de las emisiones se enmarca en los objetivos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Tarragona (PMUST) de reducción del 12 % de emisiones de contaminantes derivados de los vehículos motorizados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD