06-11-2018 / 17:50 h EFE

Una veintena de laboratorios españoles participan en la elaboración del Atlas del Proteoma Humano, que quiere establecer todos los niveles de proteínas en los diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano para tener un mapa que permita hacer medicina personalizada.

Los responsables de estos laboratorios y líderes mundiales en proteómica participan hoy y mañana en el CosmoCaixa de Barcelona en unas jornadas B·Debate sobre esta disciplina organizadas por Biocat y la Obra Social La Caixa que tienen por objetivo impulsar el uso en medicina personalizada de la proteómica, es decir, el estudio bioquímico del conjunto de proteínas que llevan a cabo las funciones biológicas de las células.

Las jornadas cuentan con la colaboración de ProteoRed del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y los departamentos de proteómica de cuatro institutos de investigación catalanes: el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO), Parque Científico de Barcelona (PCB) y el Centro de Regulación Genómica (CRG).

Los organizadores han resaltado que las proteínas tienen un papel clave en la regulación de las hormonas, las defensas del sistema inmunitario y la coagulación de la sangre, entre otros.

La información funcional de la actividad de las proteínas es una herramienta muy valiosa para la detección precoz de enfermedades, para seleccionar el tratamiento más adecuado y para monitorizar la terapia para valorar los resultados en tiempo real.

Los ámbitos que más se pueden beneficiar de la proteómica, según los especialistas, son las enfermedades oncológicas, neurovasculares, cardiovasculares e infecciosas.

Las proteínas son un elemento que se ha utilizado recurrentemente en medicina: desde la secuenciación de la insulina a los marcadores del cáncer.

Por ejemplo, la proteína Her2 está sobreexpresada en el cáncer de mama y la proteína tau en el Alzhéimer y por eso es necesario estudiarlas.

Los participantes en las jornadas han destacado que estudiar las proteínas es una cuestión mucho más compleja que el análisis de la genética, porque las proteínas son dinámicas y varían en función de los factores a los que están expuestos.

Investigadores de todo el mundo están trabajando en el Atlas del Proteoma Humano para mapear los niveles de proteínas en los diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano, que están codificadas por los más de 20.000 genes identificados en el Proyecto del Genoma Humano, a principios de los años 2000.

Cada país analiza las proteínas de uno de los 23 cromosomas humanos y en España, un consorcio de 20 laboratorios estudia el cromosoma 16, porque muchos de sus genes están implicados en enfermedades oncológicas, neurovasculares, cardiovasculares e infecciosas.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD