02-10-2018 / 23:49 h EFE

El Real Madrid, campeón de las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones, acusó sus bajas y extendió su sequía goleadora en Moscú, donde cayó ante el CSKA (1-0) y le cedió el liderato, en una jornada en la que el Valencia se aprovechó de la crisis del Manchester United (0-0) y el Bayern no despierta (1-1).

Julen Lopetegui, técnico del Real Madrid, se adentra en su primera crisis. Dos derrotas en los tres últimos partidos, ni una victoria, ni goles. Un total de 319 minutos sin marcar y con decisiones discutibles como sentar a Luka Modric el día que eran baja Sergio Ramos, Marcelo, Isco y Bale o no apostar por el único rematador que tiene en la plantilla, Mariano.

Aún así y tras comenzar el partido encajando un tanto en el minuto 2, tras un error grosero de Toni Kroos que aprovechó Nikola Vlasic, los postes frenaron a un Real Madrid tan voluntarioso como falto de acierto. Hasta en tres ocasiones se estrelló con la madera a un equipo sin inspiración en los últimos metros que añora la figura intimidatoria de Cristiano Ronaldo.

En el estadio donde cayó España en un partido similar, atacar a un rival encerrado que apostó por el contragolpe, encajó el primer golpe en competición europea un Real Madrid que cede el liderato al CSKA y ve como el Roma se levanta con fuerza del mal inicio en el Santiago Bernabéu. Vapuleó al Viktoria Plzen (5-0), en un encuentro en el que no tuvo rival.

Situación similar a la que protagoniza el Real Madrid la sufre el Bayern, inmerso en un bache. Tres partidos con malos resultados, sin ganar y en las cuerdas en el Allianz Arena ante el Ajax que es líder del Grupo E.

Y eso que se adelantó el conjunto bávaro nada más empezar, con un testarazo de Hummels, pero se tambaleó cuando su rival adelantó líneas. A la tercera no perdonó el lateral Noussair Mazraoui y el castigo pudo ser mayor (1-1) a un equipo que ha perdido de golpe la confianza. El Benfica estrecha el grupo con un triunfo repleto de mérito en Atenas, en inferioridad numérica desde el último minuto del primer acto ante un AEK que igualó una desventaja de dos tantos y acabó cediendo al tanto de Alfa Semedo (2-3).

El portugués José Mourinho sigue pisando arenas movedizas en Manchester. Su equipo no reacciona y se topó con un Valencia muy serio, que suma su primer punto con personalidad, ocasiones para haber ganado pero también salvado por el travesaño a una falta de Rashford.

En su grupo, el H, se dispara el Juventus, con pleno de triunfos en dos jornadas. Después de conquistar Mestalla en inferioridad numérica y sin Cristiano Ronaldo, por su expulsión, pasó por encima del inexperto Young Boys que encajó su segundo 3-0 consecutivo. La ausencia del astro portugués la aprovechó el argentino Paulo Dybala que firmó los tres tantos del encuentro en una tarde mágica.

El equipo que se levantó de su mal estreno fue el Manchester City de Pep Guardiola, a base de trabajo para remontar a última hora en Alemania gracias a una jugada de pillo de David Silva. No se cumplía el primer minuto cuando pagaba caro un despiste y marcaba Belfodil para el Hoffenheim. La reacción llegó con dominio y Sergio Agüero igualaba el partido antes de que a tres minutos del final, Silva robó la cartera a un defensa y de zurdazo cruzado dio el triunfo a su equipo. Se mantiene líder del Grupo F el Olympique de Lyon, que salvó un punto en un partido que tenía prácticamente perdido ante el Shakhtar (2-2).

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD