17-07-2018 / 11:59 h EFE

La biofarmacéutica catalana SOM Biotech ha iniciado un ensayo clínico de un nuevo tratamiento contra la enfermedad neurodegenerativa de Huntington, el compuesto SOM3355, un fármaco que actualmente se comercializa para la hipertensión arterial.

En concreto, el ensayo trata de atajar los movimientos coreicos que comporta la enfermedad de Huntington (movimientos anormales, bruscos, irregulares e incontrolados que afectan mayormente a las extremidades y músculos faciales).

Según ha explicado el CEO de SOM Biotech, Raúl Insa, el ensayo se llevará a cabo en los hospitales de Sant Pau, Clínic, Bellvitge y Vall d'Hebron, y será coordinado por el director del instituto de investigación biomédica del Sant Pau, el neurólogo Jaume Kulisevsky.

Este estudio de Fase IIa va a permitir a la farmacéutica determinar en 30 pacientes la eficacia y seguridad del compuesto en la reducción de los movimientos coreicos, los síntomas más visibles y incapacitantes asociados a la enfermedad.

La enfermedad de Huntington es un trastorno neurodegenerativo desencadenado por una alteración genética que destruye gradualmente las neuronas en regiones específicas del cerebro y comporta una grave disfunción motora, cognitiva y de comportamiento.

Es una enfermedad hereditaria autosómica dominante. "Una persona que presenta esta mutación tiene un 50 % de probabilidades de transmitirla a su descendencia", ha indicado Insa.

El responsable de la biofarmacéutica ha destacado que "la prevalencia de esta enfermedad es de entre 6 y 8 por cada 10.000 personas en los países occidentales y la mayor parte de los afectados la desarrolla entre los 35 y los 55 años. La esperanza de vida es larga, entre 15 y 20 años, durante los cuales la enfermedad progresa de forma gradual y lenta, generando una gran discapacidad funcional, social y familiar".

Asimismo, el CEO de SOM Biotech ha apuntado que "la enfermedad de Huntington afecta a más de 2.500 personas en España y 78.000 en el mundo, y no tiene cura. Los únicos medicamentos disponibles son sintomáticos, los cuales a menudo no pueden ser administrados por sus efectos secundarios".

Insa ha aclarado que "SOM3355 es un fármaco seguro que se ha administrado durante muchos años a enfermos con hipertensión y que ha sido muy valorado por un estudio de mercado llevado a cabo por Insights in Life Science (ilS)".

"Esperemos poder demostrar la eficacia esperada en este ensayo clínico puesto que supondría una reducción considerable del gasto sanitario al ser un producto conocido y con un coste reducido respecto a otras alternativas. Si todo va bien, podría llegar al mercado en un período de cinco años y lograr unas ventas mundiales de alrededor de los 600 millones de euros", ha concluido Insa.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD