08-07-2018 / 22:09 h EFE

Los países de las Antillas Menores reciben a hoy al ciclón Beryl, degradado ya a tormenta tropical, sin margen para la improvisación tras tomar todas las medidas de prevención y con la memoria puesta en el huracán María que devastó la región en septiembre.

Dominica, el país que se prevé sea más afectado por los efectos de Beryl, está bajo aviso de tormenta tropical, razón por la que el Gobierno ha implantado el estado de emergencia hasta la tarde del lunes.

Las autoridades de Dominica advirtieron que durante las próximas horas se espera que las condiciones del mar empeoren, una situación que de mantendrá hasta el lunes.

Por ello, se aconseja a los usuarios de embarcaciones que tomen todas las precauciones necesarias.

La cantidad de lluvia esperada durante el paso de Beryl para Dominica es entre 5 y 10 centímetros, con cantidades más altas en áreas elevadas de la isla.

Las autoridades locales aconsejan a las personas que viven en áreas propensas a inundaciones y deslizamientos de tierra que extremen la precaución, ya que son posibles inundaciones repentinas durante las próximas horas.

Además, el servicio marítimo que enlaza Santa Lucía con Martinica, Dominica y Guadalupe quedó suspendido temporalmente.

El Gobierno de Barbados, ante la degradación del sistema, suspendió la vigilancia de la tormenta tropical en ese territorio caribeño.

En Barbados, las autoridades, a pesar de la degradación, continúan advirtiendo a la población de los peligros del sistema y de la necesidad de tomar medidas preventivas.

El aviso de tormenta tropical sigue vigente para Dominica y Guadalupe, mientras que todavía está vigente una alerta de tormenta tropical para Martinica, San Martín y San Bartolomé, Saba y San Eustaquio, y San Martín.

Los países de las Antillas Menores extreman las medidas de seguridad condicionados por el huracán María del pasado mes de septiembre, un ciclón que dejó un reguero de destrucción y muertes en la región difícil de olvidar.

Puerto Rico, donde el Gobierno mantiene algo más de 60 muertes consecuencia del paso de María, es uno de los territorios caribeños en los que más se extreman las medidas de seguridad en previsión del paso de Beryl, aunque desde el sábado ya se conoce que se degradó a tormenta tropical y se espera que llegue a la isla como onda tropical.

El gobernador, Ricardo Rosselló, mantiene todavía el estado de emergencia a pesar de la degradación del sistema.

Rosselló advirtió -con reiteración- a la ciudadanía que esté atenta al desarrollo del sistema y que no se subestime el peligro de Beryl, que se espera que pase por Puerto Rico durante la madrugada del lunes.

El jefe del Ejecutivo resaltó que hay una advertencia de inundaciones y que se esperan ráfagas de viento de hasta 50 millas por hora.

El Gobierno, de momento, mantiene el día libre para los empleados públicos y los estudiantes.

En su último boletín, de las 14.00 hora local (18.00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos pronostica que el centro de Beryl o sus restos se acercarán a las Antillas Menores durante la jornada antes de cruzar la zona esta noche y moverse cerca o al sur de las Virgen Islas y Puerto Rico el lunes.

Beryl, con vientos de fuerza de tormenta tropical de 75 kilómetros desde su centro, mantendrá su desplazamiento en las próximas 24 horas, en las que se irá debilitando gradualmente hasta convertirse esta tarde en una baja presión al alcanzar el Caribe oriental tras cruzar las Antillas Menores.

Beryl mantuvo en las últimas horas sus vientos máximos de 75 km/h y se encuentra 195 kilómetros al este de Martinica y 235 km al estesureste de Dominica.

Tras acelerar en su rumbo hacia el Caribe, tiene ahora una velocidad de traslación de 42 km/h.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD