02-07-2018 / 23:11 h EFE

Marcus Berg y Ola Toivonen serán mañana la pareja titular de Suecia en su objetivo de superar los octavos de final que les enfrentarán a Suiza. Dos delanteros que se reencuentran en la selección nacional después de haber dado sus primeros pasos juntos, 18 años antes, en un equipo local.

En un conjunto juvenil en Värmland, la provincia sueca en la que nacieron los dos actuales artilleros, se conocieron unos adolescentes Berg y Toivonen, que entonces contaban 14 años. En su primer partido, anotaron tres goles: dos Marcus y uno Ola, según aseguró su entonces entrenador, Krister Engström, al diario noruego Aftenposten.

Tras aquellos años juveniles, sus caminos se bifurcaron: Berg se incorporó a la cantera del IFK Göteborg y Toivonen a la del Degerfors, desde donde fue al Malmö en 2007. Para entonces su compañero ya había emprendido su carrera europea, en el Groningen holandés.

Los azares del destino y del fútbol les volvieron a juntar en Holanda, en el PSV Eindhoven por el que Berg firmó en julio de 2010 cedido por el Hamburgo alemán y en el que Toivonen había recalado año y medio antes desde el Malmö.

Fue en la temporada 2010-11: Toivonen jugó 42 partidos entre todas las competiciones y marcó 20 goles; mientras que Berg disputó 41 encuentros y aportó 11 tantos. Buenos números que no se plasmaron el títulos: el PSV acabó tercero la Eredivisie holandesa y se quedó en cuartos de final de la Copa y de la Liga Europa.

El Hamburgo recuperó a Berg, que jugó varias temporadas allí para después pasar por el Panathinaikos griego y acabar en el Al-Ain emiratí; mientras que Toivonen prolongó su carrera en el club holandés tres temporadas más, para iniciar después un periplo francés que le llevó por Rennes (con cesión al Sunderland inglés) y Toulouse, su actual club.

En la selección, la presencia de Zlatan Ibrahimovic había dejado a un lado su sociedad, hasta la renuncia del ídolo sueco tras la Eurocopa de 2016. Era el momento de Berg y Toivonen.

En la fase clasificatoria, en la que quedaron segundos del grupo A con solo cuatro puntos menos que Francia y empatados con Holanda, a la que superaron gracias a su mejor balance goleador, Berg aportó ocho goles y Toivonen tres, en varias ocasiones ganada la posición por el delantero del Alavés español John Guidetti.

Pero triunfaron juntos en la repesca contra Italia, en la que lograron un valiosísimo 1-0 en Estocolmo con un Toivonen que fue una pesadilla para la defensa 'azzurri' y lo certificaron con un 0-0 en Milán que confirmaba su billete a Rusia 2018.

"Nos conocemos bien. Sabemos dónde nos tenemos el uno al otro. Sé que cuando reciba el balón Marcus estará detrás de la línea de fondo o entre los jugadores. Es fácil jugar con él, porque se adapta al otro jugador", aseguró Toivonen en 2017 al periódico sueco Fotbollskanalen.

En el Mundial ya han hecho de las suyas. Toivonen anotó un gol que hizo tambalearse a Alemania, que remontó ante los suecos pero fue eliminada contra todo pronóstico por Corea del Sur; y en la goleada a México (0-3), Berg fue una pesadilla para el 'Tri'.

Mañana, en San Petersburgo, los dos amigos que se reencontraron 18 años después tienen la oportunidad de meter a Suecia de nuevo entre los ocho mejores. Y quién sabe si acercarse a la mítica Suecia del Mundial de Estados Unidos 1994. Ya se sabe que Rusia 2018 es terreno abonado para las sorpresas.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD