14-06-2018 / 16:40 h EFE

Trabajadores de intervención social de Bizkaia secundan hoy una jornada de huelga en demanda del convenio a través de dos llamamientos diferenciados, el apoyado de forma conjunta por los sindicatos CCOO, LAB, ESK y UGT y el efectuado en solitario por ELA, disconforme con la plataforma reivindicativa unitaria de las otras centrales.

A la protesta están llamados los trabajadores sociales de Bizkaia, psicólogos, educadores, integradores sociales, cuidadores, animadores socioculturales y personal sanitario.

Los sindicatos también han convocado huelga el próximo día 28, asimismo, con llamamientos diferenciados.

En el marco de la jornada, CCOO, LAB, ESK y UGT han movilizado a los trabajadores en Bilbao y han hecho una valoración favorable del seguimiento al llamamiento, teniendo en cuenta las características del trabajo social ya que el establecimiento de servicios mínimos en áreas como servicios de urgencias o servicios residenciales ha imposibilitado a algunos empleados hacer huelga, según han indicado.

Fuentes de LAB han señalado que los trabajadores están convocados esta tarde a una asamblea para analizar la última oferta patronal, aunque han mostrado su escepticismo respecto a que vaya a ser aceptada.

Según han explicado, la parte empresarial ha ofrecido un convenio con una vigencia de cinco años, con cero incremento salarial para 2017 y 2018 y subidas de 3,1 % para 2019, y de 3,75 % para 2020 y 2021, respectivamente, así como una rebaja de jornada de 1.635 a 1.620 horas.

Las mismas fuentes han indicado que la parte salarial ofertada "podría ser" aceptada, pero la distancia es mayor en materia de jornada ya que los sindicatos citados reclaman que quede establecida en 1.605 horas en 2021, además de plantear avances en la mejora de otras condiciones laborales.

Los simpatizantes de ELA, por su parte, se han concentrado por la mañana en Bilbao ante la sede de la Diputación Foral de Bizkaia, que es la principal titular y financiadora de los servicios.

La responsable del área de intervención social de ELA, Maia Beitia, ha criticado la plataforma reivindicativa planteada por CCOO, LAB, UGT y ESK por contemplar "dos años de congelación salarial" y renunciar "a las 35 horas semanales".

ELA, que defiende subidas salariales ligadas al IPC, no acepta ningún año de congelación salarial y demanda que la jornada laboral quede establecida en 35 horas semanales en 2019.

La representante sindical ha indicado que la división entre sindicatos "no beneficia a nadie" y ha asegurado que ELA "sigue teniendo la mano tendida" para llegar a posibles acuerdos con las otras centrales, pero ha puntualizado que el sindicato tiene "sus líneas rojas" y "no puede aceptar las condiciones" incluidas en la plataforma unitaria.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD