14-06-2018 / 16:20 h EFE

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha sostenido hoy que "no es cuestión" de si el Gobierno autonómico apoya o no el proyecto de mina de uranio de Retortillo en Salamanca sino de cumplir las normas, que "son una garantía para todos los ciudadanos".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Marcos se ha pronunciado así a preguntas de los periodistas sobre el dictamen aprobado ayer en el Congreso que incluía instar al Gobierno a paralizar esa mina proyectada por la multinacional Berkeley en Salamanca.

"Ni apoyamos ni dejamos de apoyar un proyecto, nos guste más o menos, hay que remitirse a que cumpla con la legislación vigente", ha reflexionado la portavoz de la Junta.

Ese cumplimiento de la legalidad es a su juicio "una garantía para todos los ciudadanos", ya que no se trata de que un Gobierno ejerza su voluntad personal en uno y otro proyecto, si no de que aplique la normativa.

Para Marcos, hay que "separar la voluntad política y ciudadana de la actividad de gobierno. Gobernar es mucho más serio que tener una opinión particular, y un gobierno tiene que ser riguroso en el cumplimiento de las normas y no se puede posicionar ni en lo que le gusta ni en lo que le deja de gustar".

"Puede tener una voz propia pero no para generar inseguridad en la actividad empresarial y económica, la seguridad jurídica ante todo", ha insistido la portavoz de la Junta, que ha defendido el rigor de los informes técnicos al respecto.

"Entendemos todas las posiciones" pero hay que "separar el debate político de la rigurosidad de un Gobierno serio como el de Castilla y León", ha zanjado.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD