14-06-2018 / 16:06 h EFE

La Diputación de Cáceres ha invertido 220.000 euros en la renovación del trazado de la carretera CC-19.3, de Mesas de Ibor a la EX-118, en Bohonal de Ibor, con el que se recupera parte de la antigua vía para evitar el peligro que suponían los desprendimientos de grandes rocas y ofrecer la máxima seguridad.

Unas obras que ya han finalizado y con las se ha eliminado una "situación de grave riesgo en la CC-19.3", según ha advertido la institución en una nota de prensa, en referencia al peligro de desprendimiento desde el talud del desmonte de rocas de gran tamaño y peso superior a las cinco toneladas.

"La malla de triple erosión con la que estaban protegidas podría resultar insuficiente", ha apuntado.

El detonante de la obra fue, precisamente, un desprendimiento en el 2016, con la caída de varios grandes bloques de granito que ocuparon prácticamente toda la calzada.

Para solucionar este problema se puso de nuevo en servicio un tramo de la antigua vía que bordea y evita la zona conflictiva.

Ha sido esta variante, de aproximadamente 500 metros, sobre la que se ha actuado y acondicionado como vía definitiva, ya que la zona de riesgo ha sido cerrada tanto a la circulación como a las visitas de los peatones.

Las obras han consistido en ajustar tanto radios como pendientes, calzada y arcenes a la normativa vigente.

La presidenta de la Diputación, Rosario Cordero, que ha visitado hoy la obra, ha mostrado su "satisfacción" porque "ahora se puede garantizar la seguridad a la población".

Ha apuntado que se trata de una obra en la que "la implicación de todos los sectores ha sido lo más relevante y ha permitido que hoy tengamos una carretera con las máximas garantías".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD