14-06-2018 / 16:05 h EFE

La consejera de Agricultura de Castilla y León, Milagros Marcos, ha valorado hoy la postura del nuevo ministro de buscar el consenso con las autonomías para que la PAC sea una "cuestión de Estado" y que se mantenga la posición de que España no deber perder ni un euro en la negociación que se abre.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno la también portavoz de la Junta ha agradecido al nuevo ministro Luis Planas la rapidez con la que ha convocado hoy el Consejo Consultivo de Agricultura, en el que Marcos ha participado por videoconferencia.

"Castilla y León está de acuerdo con que haya una posición de Estado", ayudará al Gobierno a "tener una posición fuerte respecto al resto de países" y respalda que se haya adherido ala cuerdo firmado anteriormente con otros quince países para que "no se pierda ni un euro" respecto al marco actual de la PAC.

Marcos ha incidido en la "necesidad de llevar a las negociaciones europeas una posición de Estado consensuada y única", en lo que se lleva trabajando más de un año con la anterior ministra, Isabel García Tejerina, un trabajo que se "debería aprovechar?.

La consejera ha recordado que la Comunidad tiene una postura consensuada sobre la PAC, que cuenta con un amplio consenso político, de organizaciones agrarias, cooperativas agroalimentarias, entidades sociales y económicas, de mujeres rurales y redes rurales.

Una posición de Comunidad que ha ofrecido al Ministerio "para que fortalezca la posición española?.

?Nos brindamos a trabajar estrechamente con el Ministerio en las dos fases que se proponen, la inmediata de la posición básica y en la segunda, más específica e interna, de aplicación de la PAC en España. Ahora bien, no deberíamos demorar los trabajos de la segunda fase que estará ligada a la elaboración del Plan estratégico español, para llegar a tiempo y sin retrasos en nuestro país en la aplicación de la nueva PAC?, ha trasladado Marcos.

También ha trasladado algunas "dudas" respecto al nuevo procedimiento para el acceso a los fondos europeos, que supone una mayor subsidiariedad, a través de Planes estratégicos.

En esa línea, ha pedido "simplificación", para que no se produzcan retrasos ni exceso de cargas administrativas, y que se evite por la Comisión Europea que estos planes se conviertan en distorsiones o barreras de la competencia productiva, con unos más exigentes que otros, lo que supondría "la renacionalización de esta política".

La otra gran duda gira sobre la financiación del desarrollo rural, ya que a juicio de Marcos la propuesta que se presenta por parte de Europa ataca "frontalmente al desarrollo de las áreas rurales, a nuestros pueblos".

En concreto el recorte en el Plan de Desarrollo Rural, a través de los fondos FEADER, que contemplan una reducción del 15 por ciento de las ayudas.

Se trata, ha recordado Marcos, de "una herramienta segura para luchar contra el despoblamiento y el envejecimiento de las zonas más amplias del territorio", por lo que a juicio de la consejera de Castilla y León no se puede asumir "reducción alguna en este fondo ni la reducción de su tasa de cofinanciación como plantea la Comisión" del 53 por ciento actual al 43 por ciento.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD