14-06-2018 / 14:11 h EFE

La Guardia Civil ha intervenido 4,5 kilos de polen de hachís ocultos en un vehículo de matrícula alemana que pretendía embarcar en el puerto de Melilla en dirección a Almería, y ha detenido a su conductor, un holandés de 53 años, como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron el pasado 9 de junio por la tarde, cuando los nervios del conductor de un vehículo en los registros del preembarque del buque de Almería despertaron las sospechas de los agentes.

El instituto armado, tras llevar a cabo un control documental del conductor y del vehículo, un Mercedes C200DCDI con matrícula alemana, comenzó entonces un registro exhaustivo, en el que el perro del Servicio Cinológico dio muestras indubitadas de la posibilidad de que albergara estupefaciente oculto.

Los agentes encontraron la droga en la barra transversal del parachoques delantero, que fue desmontada e inspeccionada, hallando en su interior 13 paquetes de diferentes formas y tamaños que contenían 4.500 gramos de polen de hachís.

La Guardia Civil detuvo al conductor del vehículo y único ocupante, un ciudadano de nacionalidad holandesa de 53 años con residencia en Holanda, lugar posible del destino de la droga intervenida, y lo ha puesto a disposición judicial.

Con esta actuación, la Guardia Civil ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito de más de 18.000 dosis de este tipo de estupefaciente.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD