13-06-2018 / 17:10 h EFE

Los actos vandálicos y grafitis en los trenes de cercanías en Cataluña ha tenido un coste de 10,7 millones de euros en 2017, según ha informado hoy Renfe, que ha añadido que este tipo de gamberradas ha provocado retrasos a cerca de un millón de clientes de este servicio.

Renfe ha tenido que gastar 6,7 millones de euros para limpiar los más de 85.000 metros cuadrados de los cerca de 6.000 grafitis que se hicieron en los trenes de cercanías el año pasado.

Otros actos vandálicos incluyen rotura de vidrios, vaciado de extintores, rotura de mobiliario, uso indebido de aparatos de alarma, alteración de orden público, atropello de objetos indebidamente colocados en la vía o apedreados, lo que ha supuesto un coste de 4 millones de euros y la afectación en retrasos en 927.000 clientes de Rodalies.

Renfe invirtió 13.895.000 euros en seguridad en Cataluña durante el año pasado, pese a que la empresa ha puntualizado que la competencia de seguridad ciudadana no le corresponde.

Este departamento consta de 550 personas que trabajan en seguridad y la empresa tramitó 2.123 denuncias relacionadas con actos vandálicos, agresiones o fraude entre otras.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD