01-04-2018 / 23:59 h EFE

El estadounidense John Isner dijo este domingo que es "de locos" el haber ganado la última final masculina del Abierto de Miami en Cayo Vizcaíno ante el alemán Alexander Zverev por 6-7(4), 6-4 y 6-4.

"Este torneo tiene mucha historia. Compartir con 'Sasha' (Zverev) los últimos minutos en esta pista fue impresionante. Y ser el vencedor es algo único", aseguró Isner tras ganar su primer Masters 1.000 y hacerlo en Miami antes de que el torneo se mude al estadio Hard Rock, al norte de la ciudad, a partir de 2019.

Y además lo hizo en Domingo de Pascua, algo "muy especial" para él, una persona muy religiosa.

Destacó que pudo remontar un primer set "decepcionante" y confesó que acabó "exhausto" el "tie-break" pero que en el segundo set "se sintió mucho mejor".

El tenista de 32 años se convirtió hoy en el primer estadounidense en ganar en Miami desde Andy Roddick en 2010, y completó así un fin de semana en el que sus compatriotas Sloane Stephens, Coco Vandeweghe (junto con la australiana Asleigh Barty) y los hermanos Bob y Mike Bryan ganaron en individual femenino y dobles femenino y masculino, respectivamente.

"Ganar ante este público fue increíble", afirmó el de Carolina del Norte, que vuelve al número 9 del ránking ATP, una posición que ya había alcanzado en 2012 y en 2014.

"He vuelto al 'top 10' tres veces. Depende de mí continuar adelante, es algo mental, tendremos muchos más torneos y a ver si me puedo dar otra oportunidad", dijo.

De su rival, con el que empezó a entrenar cuando éste tenía 15 años "y ya le ganaba", sostuvo que "no le sorprende todo lo que ha conseguido".

"Ahora es uno de los mejores jugadores del mundo. Nunca me habría imaginado que jugaría con él un partido así", destacó.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD