14-02-2018 / 18:28 h EFE

El Ayuntamiento de València ha presentado este miércoles el nuevo Programa d'Absentisme Escolar Municipal (PAEM), un proyecto con el que pretende paliar la ausencia del alumnado en las aulas y para el cual ha quintuplicado el presupuesto con respecto al año anterior.

Según informa el Ayuntamiento, la partida económica ha pasado de 65.000 a 334.000 euros, mientras que los medios humanos se han multiplicado por cuatro para la aplicación del programa, lo cual ha ascendido de dos a siete los educadores y de uno a cuatro los integradores.

El PAEM tiene como ejes fundamentales rebajar la "alarmante" tasa de absentismo escolar en València, que sube hasta el 23 % en el caso de los alumnos en Educación Obligatoria, y desjudicializar el problema, con la aplicación de medidas preventivas para que los casos más graves no acaben en juicio.

La concejala de Educación, María Oliver, ha explicado que el programa entrará en vigor "de manera inmediata" en los centros municipales, y que se va a comenzar a trabajar con las familias y determinados colectivos en los que se registran índices más altos de absentismo.

El plan va a trabajar en todos los niveles del problema: con casos leves (del 0 al 25 % de ausencias al mes), moderados (26-50 %) y crónicos (51-100 % y todos aquellos menores que ni siquiera han llegado a estar matriculados en un centro).

El Programa cuenta con cuatro fases de actuación: la primera, la más leve, se activa únicamente en el centro educativo y la cuarta, restringida a los casos más extremos, será la única que plantee la posibilidad de una intervención por parte de la Fiscalía de Menores.

Para aplicarlo se ha dividido València en dos áreas: la primera aglutina Campanar, Russafa y Patraix, y la segunda comprende Orriols, Algirós y Grau-Port; en ambas se crearán equipos multidisciplinares de trabajo, y se establecerán convenios con las entidades que ya trabajan sobre el caso en cada uno de los barrios.

La concejala ha descrito el nuevo programa como "un trabajo preventivo por parte de los educadores" con la intervención de las propias familias y la de los servicios municipales que analizarán cada caso uno a uno, y ha expresado el "convencimiento" desde su concejalía de que ningún alumno merece que su caso acabe en los tribunales.

Actualmente, València contabiliza 387 expedientes abiertos por absentismo y 126 que ya están en manos de la Fiscalía de Menores.

Oliver se ha referido al papel de los profesores como "colaboradores necesarios" y ha apuntado que muchas veces ellos no denuncian porque quieren evitar que el caso acabe en un juzgado, por lo que ha insistido en que hay que sacar el problema de control judicial y comenzar a paliarlo "con más presupuesto y más medios humanos".

En este aspecto, ha acusado al anterior equipo de gobierno, del Partido Popular, de "aporofobia" por no prestar suficiente atención al problema y haberlo tratado judicialmente y no desde el punto de vista político.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD