14-01-2018 / 10:49 h EFE

El humor crítico y la sátira son "perseguidos" y quienes los usan para "enfrentarse al poder" son "castigados" de forma que "aún hay gente que es condenada por contar un chiste", afirma en una entrevista con Efe Luis García Jambrina, cuya última novela recrea el asesinato del bufón de Carlos V, Francesillo.

García Jambrina (Zamora, 1960), Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza (2009), dedica su último libro, "El manuscrito de fuego", a la historia del "humorista oficial" de la corte de Carlos V y que era, además, su confidente.

En el libro, una mezcla de relato histórico y policial, un Fernando de Rojas "crepuscular", investigará, por orden de Isabel de Portugal, el crimen del siglo XVI aún sin resolver de Francesillo.

"Hoy día -afirma-, se sigue encerrando a la gente por hacer determinados comentarios en tono jocoso o de manera satírica y al final se deja fuera de juego a esa persona que se ha atrevido a decir la verdad y, además, a decirla con gracia", critica Jambrina.

En su opinión, "aunque parece que ha aumentado la libertad por las nuevas tecnologías y los soportes de comunicación", siguen estando presentes los mismos "métodos de control" y existe gente "que es condenada por contar un chiste".

"El mundo no cambia. Cambian las formas externas, cambian las tecnologías, pero el mundo sigue siendo el mundo; y el poder sigue siendo el poder. Y frente al poder están aquellos que se atreven a enfrentarse a él y a decir la verdad y, generalmente, son castigados", afirma.

Francesillo, explica, se había convertido en una molestia para los aristócratas de la corte e, incluso, para el propio Carlos V, quien decide prescindir de él, ya que "le recuerda de dónde viene y todo lo que está haciendo mal".

Además, este "hombre de placer" de Carlos V había publicado una "Crónica burlesca" sobre el emperador y un refranero que le valieron el sobrenombre de "santo patrón maldito de los periodistas, de los cronistas y de los que utilizan el humor satírico", como le bautizó Francisco Umbral.

"El manuscrito de fuego" se presenta como la "novela más histórica y policíaca" de García Jambrina, que reconoce a Humberto Eco como su "referente fundamental", sin dejar de lado a Conan Doyle, Agatha Christie o Dashiell Hammett, además de la literatura clásica española o autores latinoamericanos.

"Cuando era adolescente, yo era un lector voraz que leía de todo. Por la mañana, leía el 'Ulises' de Joyce y, por la tarde, una novela policíaca o iba al cine a ver un clásico del género negro", recuerda.

Así, el zamorano hace guiños a obras de la literatura clásica como "La Celestina", "El Lazarillo de Tormes" e incluso al juego literario que tiene que ver con los propios manuscritos, los que un estudiante de Salamanca, Alonso Jambrina, ayudante de Rojas, deberá escribir para que no se olviden.

García Jambrina recurre a estos pequeños "regalos" hacia los lectores y esconde la sorpresa de su siguiente publicación entre las páginas de "El manuscrito de fuego", donde ya se anuncia "El manuscrito de aire", su próximo relato.

"Lo que no quiero es que este libro sea uno más. Quiero con cada novela de esta serie ampliar un poco ese territorio y hacerlo más complejo y más profundo. Ese es el camino que quiero seguir", añade.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD