09-01-2018 / 22:19 h EFE

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela, el único poder del Estado en manos de la oposición, instó hoy al Gobierno de Nicolás Maduro a sumarse a la iniciativa presentada por la cámara para hacer frente a la crisis humanitaria que atraviesa el país.

La Asamblea -despojada de sus atribuciones legislativas y de control desde la victoria de la oposición en las parlamentarias de diciembre de 2015- aprobó en su sesión la creación de una Alianza Nacional para la Solidaridad Humanitaria que aglutine a todos los sectores sociales y políticos, incluido al oficialismo.

Según lo adoptado por la cámara, esta plataforma es complementaria al canal humanitario que los adversarios de Maduro exigen al Gobierno en el diálogo político que se reanudará el jueves en República Dominicana.

"Debemos conformarnos no solamente con reclamar el canal humanitario, sino (también) tomar decisiones que demuestren que estamos dispuestos (...) a promover actividades que realmente expresen la solidaridad de todos los venezolanos (...) sin distinciones políticas", dijo el presidente del Parlamento, Omar Barboza.

El Ejecutivo chavista niega que haya una crisis humanitaria en Venezuela y rechaza permitir la entrada de alimentos y medicamentos donados por gobiernos extranjeros, al considerar que facilitaría una "invasión encubierta" por parte de los países que han ofrecido ayuda, entre ellos Estados Unidos.

Maduro y su cúpula dirigente achacan la situación en el país, que a finales del año pasado entró en hiperinflación y vive episodios periódicos de escasez de alimentos, medicinas, gasolina y otros bienes, a una "guerra económica" de Estados Unidos, la oposición y comerciantes locales.

Durante la sesión de hoy en el Parlamento, la diputada opositora Dinorah Figuera emplazó al chavismo a reconocer "la crisis humanitaria" que hay en el país y a aceptar la entrada de alimentos y medicinas a través del canal que demanda la oposición.

Además de esa vía humanitaria, la oposición aspira a firmar en las negociaciones de Santo Domingo, en las que participan como garantes seis cancilleres de la región, un acuerdo que permita la celebración este año de elecciones presidenciales libres y justas.

Recuperar las competencias del Parlamento y la liberación de todos los detenidos considerados presos políticos por buena parte de la comunidad internacional y por organizaciones proderechos humanos son las otras dos exigencias de la oposición.

El Gobierno, por su parte, busca un compromiso que ponga fin a las sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá sobre Caracas, además del reconocimiento, por parte de la oposición, de la Asamblea Nacional Constituyente instaurada por el chavismo el pasado mes de agosto.

El pleno del Parlamento sirvió, asimismo, para que la Cámara declarara nula la "criptomoneda" que Maduro ha dicho que lanzará, el petro, que estará respaldada en riquezas petroleras venezolanas y cuya unidad tendrá el mismo valor que el barril de crudo del país caribeño en el mercado internacional.

En virtud del artículo 12 de la Constitución, que establece que las reservas petroleras son "inalienables", el Parlamento concluyó que la forma en que funcionará el petro viola la ley, por lo que alertó "a los potenciales inversionistas y actores del mercado de las criptomonedas sobre la ilegalidad" de utilizar los petros.

Mientras la cámara aprobaba esta resolución, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, anunciaba junto a su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, que una empresa lusa ha mostrado interés en colaborar con la "elaboración de software" para crear petros.

Arreaza indicó que el Gobierno venezolano ha invitado a Portugal a "invertir en petros" y adelantó que Lisboa está "estudiando la posibilidad".

El ministro de Exteriores portugués llegó el fin de semana a Caracas y se ha reunido con el presidente del Parlamento, el canciller Arreaza y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Según informó hoy la Cancillería venezolana, Lisboa y Caracas han suscrito 189 acuerdos financieros en los últimos años y en la actualidad mantienen "22 proyectos en desarrollo".

"Estamos planteando alianzas estratégicas en fábricas de medicamentos del Estado donde empresas portuguesas puedan entrar y producir medicamentos para Venezuela y también para la exportación", manifestó Arreaza.

En diciembre de 2011, el Gobierno venezolano informó de la construcción de tres fábricas de fármacos que contarían con el apoyo de Portugal, Colombia y Cuba.

Pese a este y otros proyectos para conseguir la "soberanía en la producción de medicamentos" que persigue el chavismo, los venezolanos no tienen acceso a numerosas medicinas.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD