07-01-2018 / 21:59 h EFE

Diana López-Pinel, madre de la joven madrileña de 18 años que tenía su mismo nombre y cuya vida posiblemente tocó a su fin a manos del único detenido, José Enrique Abuín Gey alias "El Chicle", ha dedicado un mensaje a su hija mayor en el que dice no ser capaz de poner voz a la pena que la atormenta.

"No puedo expresar con palabras el dolor que siento dentro de mí", ha escrito en la red social Instagram, un texto que acompaña con una tierna foto de ambas, la cual le sirve para señalar que así es el modo en el que la siente, "tan cerca Diana... como siempre hemos estado y seguiremos estando".

Y añade que su único consuelo es saber que sus corazones seguirán latiendo juntos, así será, "en el mío", suscribe.

"Has sido la mejor hija que podía tener -prosigue- y ojalá sientas lo orgullosa que me siento de todo el bien que has hecho a todos los que has tenido alrededor. Tu bondad no tenía límites y seguirá haciendo el bien desde donde estés para que nadie sufra lo que lamentablemente te ha tocado a ti".

Y, en su papel de progenitora, le da un consejo: "Acuérdate de lo que siempre te dije: Dios te escogió como una de sus mejores guerreras para la batalla más dura. Muchas seguirán viviendo gracias a ti, hay un antes y un después de tu existencia. Viniste a cumplir una misión como ángel que eras, seguro que Dios te arropará entre sus brazos como hacía yo aquí en la tierra".

Tras apelar a su fe religiosa, López-Pinel concluye: "Te amo más de lo que jamás pensé que se podría... y eso me lo enseñaste tú".

A Diana Quer se le perdió el rastro cuando acudió en su lugar de veraneo, el municipio costero de A Pobra do Caramiñal, a una fiesta local de la que ya nunca regresó.

Al único arrestado, "El Chicle", se le investiga, a raíz de estos hechos y del desenlace, con él mismo guiando a los agentes hasta la nave industrial en la que se halló el cadáver, por la presunta comisión de los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal, y también contra la libertad sexual.

Los padres de la víctima, Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer, comparten abogado en este procedimiento penal, Ricardo Pérez Lama, que ya se había ocupado de la acusación popular en el caso Asunta, abierto por el crimen de una niña, por el cual están condenados sus dos padres.

Ambos progenitores, los de Diana Quer, así como su otra hija, Valeria, hermana de Diana, se han sumado a la campaña de petición de firmas lanzada en la plataforma Change.org, para que no se derogue la prisión permanente revisable.

La impulsa la gallega Rocío Viéitez, ex mujer del único sentenciado en España con esta contundente medida privativa de libertad que recoge el Código Penal.

El castigado con tales efectos es David Oubel, conocido como el parricida de Moraña (Pontevedra), y penado el pasado julio por el espeluznante asesinato en 2015 de sus dos hijas menores, Amaia y Candela, valiéndose de una radial.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD