14-12-2017 / 11:50 h EFE

Investigadores del IDIBAPS han identificado una proteína que hace que las células inmunitarias del propio organismo colaboren con las células cancerosas para promover la progresión de los tumores.

Además, han demostrado que una expresión elevada de esta proteína en las células inmunitarias se asocia con un peor pronóstico de las pacientes de cáncer de ovario.

La investigación, que publica la revista 'EMBO Journal', la ha llevado a cabo el Grupo de Regulación Transcripcional de la Expresión Génica del IDIBAPS

Según ha explicado la doctora Marlies Cortes, primera firmante del artículo y experta en el estudio de la respuesta inmunitaria en inflamación y cáncer, el crecimiento y posterior metástasis de un tumor depende no solo de las células cancerosas sino también de su interacción con células sanas del propio organismo en lo que se denomina "ambiente microtumoral".

Así, la interacción de algunas células del sistema inmunitario con las células cancerosas puede tanto impedir como promover el crecimiento y la progresión de los tumores.

Estudios de previos habían identificado la proteína ZEB1 en las células tumorales, aunque su expresión y papel en las células sanas del propio sistema inmunitario no se había investigado.

El estudio ha utilizado un modelo de cáncer de ovario en ratones así como muestras histológicas y bases de datos de casi 400 pacientes con cáncer de ovario.

Los investigadores han demostrado que el contacto de las células tumorales con los macrófagos, un tipo de células del sistema inmune, hace que los niveles de ZEB1 aumenten en ambas células y que estas células del sistema inmunitario promuevan el crecimiento tumoral.

También han demostrado que las células cancerosas producen sustancias que atraen a los macrófagos al entorno tumoral y que, a su vez, los macrófagos producen sustancias que promueven que el tumor adquiera características más agresivas y progrese más rápidamente.

En los experimentos con ratones, vieron que es suficiente con que la expresión de ZEB1 esté reducida a la mitad en los macrófagos para que no puedan colaborar con las células tumorales y que eliminar el ZEB1 en los macrófagos favorece la respuesta de las células tumorales de ovario a la quimioterapia.

"El estudio tiene posibles implicaciones translacionales, pues una reducción de ZEB1 en los macrófagos no solo inhibiría los efectos pro-tumorales de estas células del sistema inmunitario sino que, además, mejoraría la respuesta al tratamiento", ha señalado Cortes.

"Los nuevos tratamientos frente al cáncer no solo pretenden eliminar las células tumorales, sino también regular la respuesta inmunitaria que el propio organismo desarrolla frente a la enfermedad. Este trabajo abre la puerta al diseño de nuevas estrategias terapéuticas dirigidas a la regulación de la respuesta inmunitaria frente a los tumores", ha concluido la investigadora.

El estudio ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Hacienda, la Fundació La Maratón de TV3 y AVON y ha contado con la participación de grupos del CNAG (Barcelona), del Hospital Clínico de Madrid y de Hungría, Francia y Estados Unidos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD