09-09-2017 / 23:10 h EFE

El gobernador de Florida, Rick Scott, siguiendo su propio consejo a los ciudadanos, abandonó su residencia situada en la costa de Naples, declarada zona de evacuación por el paso del huracán Irma.

Según informaron hoy medios locales, Scott ha trasladado fuera de su mansión de 316 metros cuadrados a su familia, que incluye a su esposa, Ann Scott, su hija, su yerno y los 4 nietos.

La residencia, con vistas a la playa y valorada en 15 millones de dólares, se levanta en Gordon Drive, en la denominada "fila de millonarios", y se halla en una zona bajo orden de evacuación ante el riesgo de subida de 3 metros del nivel del mar a causa de la marejada ciclónica que producirá Irma.

Naples, una ciudad costera que da al golfo del México, se asienta en el condado Collier, cuyas autoridades este sábado han ordenado nuevas evacuaciones ante la llegada del huracán, que este domingo pasará por la costa del suroeste de Florida tras alcanzar los Cayos de Florida, según las predicciones del Centro Nacional de Huracanes de EEUU.

Las autoridades del condado están habilitando este sábado más refugios ante las previsibles inundaciones que originará Irma, actualmente de categoría 3 pero que podría acercarse a estas costas más fortalecido.

Scott, exejecutivo de un grupo hospitalario y elegido gobernador en 2010, ha insistido este sábado en una rueda de prensa en la urgencia de que las personas que se hallan bajo orden de evacuación salgan de sus hogares y busquen refugio en los albergues que continúan abriéndose por ese estado del sur de EEUU.

En una rueda de prensa ofrecida hoy desde el Centro de Emergencias de Florida, con sede en Tallahassee, capital del estado, Scott pidió a sus residentes que tomen medidas para protegerse de este ciclón "mortífero" y "asesino".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD