08-09-2017 / 0:00: h EFE

La programadora de películas iberoamericanas del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), Diana Sánchez, declaró hoy a Efe que el récord de películas en español en la presente edición de la muestra se debe a la gran calidad del cine que está saliendo de la región.

Este año, el TIFF ha programado 26 películas, entre largometrajes y cortos, de España y Latinoamérica así como de directores de la región que han filmado en inglés, la mayor cifra de la historia del festival.

Y ello a pesar que este año, el TIFF, que se celebra en la ciudad canadiense del 7 al 17 de septiembre, ha reducido alrededor de un 20 % el número de películas que proyectará.

Sánchez, que este año cumple 16 años seleccionando las películas iberoamericanas que llegan al certamen, explicó que la calidad de los filmes convenció a todo el equipo de la muestra.

"Empecé el año con 15 películas y terminé con más de 20 porque encontraba más y más películas buenas e inesperadas. Y las mostré al equipo y acordaron que había que añadirlas. Fue mucha suerte pero también por la calidad de las películas", declaró Sánchez.

La programadora del TIFF de cortometrajes, Danis Goulet, también destacó la calidad de los cortos procedentes de países de habla española.

Goulet, que ha programado cuatro cortos de la región (dos de Colombia, uno de España y otro de Argentina), dijo a Efe que la calidad de este año, en particular de los cortos colombianos, ha hecho muy difícil seleccionar las películas que están en la 42 edición del festival.

Sánchez también destacó que es significativo que la mayoría de las películas de la región tocan temáticas similares, como infancia y familia, aunque desde géneros y tratamientos distintos.

"Hay una gran cantidad de película de Argentina y España. También tenemos colombianas, mexicanas, de la República Dominicana...Una de las tendencias que noté es que la infancia y la familia están tratadas en casi todas, pero desde el género hasta el drama hasta cine experimental", explicó.

Para Sánchez, Toronto es una gran oportunidad de dar a conocer internacionalmente los nuevos talentos que están saliendo de la región.

"Una de las cosas que pasa en Toronto es que es un lugar a donde viene toda la industria. Y otra cosa que me gusta mucho es que lo cineastas están viendo películas. Aquí vas al cine y está lleno de cineastas", dijo.

"Es un momento para fomentar el cine, para nutrirse de todo el arte que uno está viendo. Y también es una manera de lanzar al ámbito internacional, que es la idea del TIFF, vender tu película fuera de tu país, internacionalmente y meterte en el circuito norteamericano especialmente", continuó.

Sánchez explicó que, por ejemplo, este año, el actor español Javier Bardem solicitó que su película en inglés sobre Pablo Escobar, "Loving Pablo", estuviese presente en el TIFF.

"Nos llamó para decirnos que tenía esta película y que para él era esencial que estuviese en Toronto", declaró.

"Viene aquí después de Venecia. Hablar con un actor de ese calibre y saber que para él es esencial que esté en el Festival, me sorprendió. Pero también es gratificante escuchar que el festival ayuda a lanzar carreras", terminó señalando.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD