03-09-2017 / 23:20 h EFE

Una falsa amenaza de bomba obligó hoy a las autoridades a suspender el partido entre Saprissa y Grecia de la séptima jornada del Torneo Apertura en Costa Rica y a desalojar a los 13.000 aficionados que acudieron al estadio Ricardo Saprissa.

El Ministerio de Seguridad descartó la presencia de explosivos luego de que personal especializado inspeccionara el estadio.

"Luego de una hora de revisiones efectuadas por tres equipos de la Unidad Canina del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), así como oficiales de la Fuerza Pública y de Seguridad Privada del Estadio Saprissa, se descarta la presencia de algún artefacto explosivo", informaron las autoridades en un comunicado.

El Saprissa goleaba a Grecia por 6-1 en el minuto 80 cuando los comisarios del partido informaron al árbitro Keylor Herrera sobre la amenaza.

El estadio fue desocupado en cuestión de minutos.

El Ministerio de Seguridad Pública anunció que esta es la primera vez que ocurre una amenaza de bomba en un estadio de fútbol de Costa Rica.

La llamada que avisó de la supuesta presencia de explosivos fue anónima y las autoridades llevarán a cabo una investigación para identificar al responsable de la falsa alarma, ya que incurrió en un delito.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD