03-09-2017 / 23:00 h EFE

El español Pablo Carreño se declaró satisfecho hoy con su saque en los desempates de los sets ante Denis Shapalov que le auparon a la quinta ronda del Abierto de EEUU, pero matizó que no es un "supercrack".

"Muchas veces los tie breaks se los lleva (...) el que saca mejor, y en los tres tie breaks he sacado muy bien, he sido muy valiente", dijo en rueda de prensa tras su victoria el tenista de 26 años, duodécimo cabeza de serie.

El asturiano, que alcanza por segunda vez en su carrera los cuartos de final de un torneo de Grand Slam, atribuyó a su experiencia en Roland Garros la habilidad para desempatar y descartó ser un "fuera de serie".

"No soy un fuera de serie, no soy un supercrack; soy un jugador que ha trabajado mucho para estar aquí y va a seguir trabajando para intentar mejorar", afirmó Carreño, quien no obstante se ve "en el mejor momento" de su carrera.

De su encuentro con el canadiense de 18 años, al que le costó casi tres horas imponerse por 7-6 (2), 7-6 (4) y 7-6 (3), Carreño dijo quedarse con el primer set porque fue donde vio sus posibilidades reales de ganar.

"Iba 5-2 abajo y en cuanto me hizo el break hice un cambio en mi mentalidad, más que en mi juego, y me di cuenta de que podía ganar el partido", explicó el tenista, que encontró dificultades en el tercer parcial.

"En el tercer set quizás tuve la oportunidad de romperle en el primer juego, pero no lo conseguí y él se soltó, jugó un poco más duro (...)" antes de que lograra "darle la vuelta en otro tie break muy bueno", recordó.

Sobre su oponente, el jugador más joven en llegar a la cuarta ronda del abierto desde 1989, cuando Michael Chang jugó con 17 años, Carreño opinó que en un futuro será uno de los mejores.

"Es una estrella emergente, el futuro, todo el mundo intenta buscar relevos de Federer Rafa, Djokovic, y a la que sale un jugador como él, que lleva un mes extraordinario, la gente se ilusiona mucho", reconoció.

En este sentido, apreció que el respeto del público, que animó "un poco más" a Shapalov y creó ruido en la pista, pero consideró que ganar un partido así con unos 15.000 espectadores "es algo a valorar".

Carreño rechazó pensar en meterse en el "top 10" del torneo y aseguró estar "muy concentrado para marcar esa diferencia" que le haga ser mejor ante sus rivales en un circuito cuyo "nivel es muy alto".

"Es una buena oportunidad de seguir pasando rondas, pero no son un regalo", declaró el tenista, que aun sin conocer el nombre de su siguiente oponente, el francés Lucas Pouille o el argentino Diego Schwartzman, consideró que "cualquier de los dos va a ser difícil".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD