17-07-2017 / 19:10 h EFE

Los trabajadores del servicio de vigilancia de Navantia en Ferrol y Fene, que asume Prosegur desde el 1 de julio, han iniciado hoy protestas por una deuda salarial de la anterior concesionaria, que superaría los 100.000 euros.

El plantel ha censurado la actitud de la firma Segur Ibérica, inmersa en un proceso de liquidación. Esta misma compañía mantiene abierto otro conflicto en la urbe naval al haber sido la encargada de la prestación en el recinto ferial de Punta Arnela y el centro comercial Porta Nova, cuya titularidad recae en el Ayuntamiento.

Los atrasos, han precisado fuentes sindicales, se corresponden con dos pagas y los finiquitos de los empleados.

Los afectados han celebrado hoy una asamblea informativa en el centro fabril ferrolano y han promovido una primera concentración entre las 13:30 y las 15:00 horas.

En todo caso, ya han anunciado que las medidas de presión podrían incrementarse en caso de que no existan avances en el conflicto al finalizar esta semana.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD