28-10-2011 / 9:30: h EFE

Unas 2.000 personas, según la Policía Nacional, y 3.000 según los convocantes, se manifestaron anoche por las calles de Lorca para pedir soluciones a los políticos ante los múltiples problemas que presenta la ciudad, devastada hace casi seis meses por dos terremotos y a la que aún no ha llegado dinero en concepto de ayudas públicas.

La manifestación fue convocada por la Asamblea de Vecinos Afectados por los Terremotos, a la que se sumaron el resto de plataformas y colectivos de damnificados creados en Lorca tras el 11 de mayo para defender los intereses de los que han sufrido daños en sus viviendas o negocios.

Una gran pancarta con el lema "No a la ineficacia política. Soluciones ya!" abrió la manifestación que comenzó a las 20:30 horas en la plaza de Colón de Lorca y en la que participaron políticos del PP -entre ellos el alcalde, Francisco Jódar y varios concejales-, del PSOE, IU-Verdes y Ciudalor.

Junto a la pancarta principal había otros centenares de pequeñas pancartas de mano con lemas como "No somos marionetas en manos de políticos", "Cambio solar en buen estado por vivienda estable", "Los comerciantes están desam-parados" o "Menos dinero para patrimonio y más para alquileres".

Los manifestantes hicieron sonar centenares de silbatos y corearon consignas como ""Basta ya de promesas", "Acción, unión, reconstrucción", "Si hay (dinero) para los bancos hay para la gente" o "Lorca, unida será reconstruida".

Esta manifestación es la primera que se convoca en Lorca tras la crisis desatada en mayo tras los terremotos y recorrió las principales calles de la ciudad en hora de máximo tránsito de vehículos y bajo un importante dispositivo policial.

La manifestación concluyó en la plaza de Calderón de la Barca donde la organización convocante leyó un comunicado en el que expresó sus principales reivindicaciones y en el que reprochó a los políticos de los distintos partidos "no haber cumplido los objetivos prometidos".

Entre las reivindicaciones de los convocantes de la manifestación se encuentra un plan de vivienda para las 10.000 personas que se estima aún siguen desplazadas y un plan de mediación y negociación inmobiliaria con entidades de crédito para que pongan a disposición de la ciudad su parque de viviendas a precios razonables.

Juan Carlos Segura, portavoz de los manifestantes, reclamó más celeridad en la tramitación de ayudas por parte de la comisión mixta, mayor control de la administración local sobre la especulación del mercado inmobiliario, negociaciones con bancos para paralizar temporalmente hipotecas para familias que hayan perdido su vivienda o no puedan habitarla, son otras reivindicaciones.

También pidió "liderazgo e intervención pública en la reconstrucción" de viviendas, ha dicho Segura, que considerado que de esta forma se evitarán situaciones de conflictividad social.

Un plan de realojo "urgente y humanitario" para la treintena de personas que aún habitan el campamento de refugiados de la pedanía de La Torrecilla es otra de sus reclamaciones.

Los damnificados que se manifestaron anoche también demandaron un plan de actuación para la revisión y demolición de los 150 edificios "que se encuentran en estado de indefinición", así como un plan especial de empleo y otro de reactivación para el comercio que contemple ayudas directas y urgentes que faciliten la reapertura de locales de negocio.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD