25-10-2011 / 20:50 h EFE

El humorista gráfico Antonio Fraguas (Forges), que en cada viñeta que publica en "El País" incluye un "pero no te olvides de Haití", ha asegurado hoy que "con sentido del humor, se transmiten mejor los mensajes que dejándose llevar por la ira".

Es lo que ha reflejado en la mesa redonda que se ha celebrado hoy bajo el título "Haití en la memoria", durante la Semana Internacional de Cine (Seminci) de Valladolid, cuya jornada ha estado dedicada a la diversidad cultural por tercer año consecutivo, con la organización de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Forges ha explicado que, desde que se enteró de que Haití "había sido devastado por un terrible terremoto", comenzó a investigar sobre el país, descubriendo una "historia trágica", marcada por la forma en que ha sido tratado por la comunidad internacional.

En este sentido, el humorista gráfico ha desvelado que Haití "prácticamente no tiene árboles, porque los cortaron para hacer bates de béisbol para Estados Unidos y Cuba", a lo que hay que añadir "la sobreexplotación" que han sufrido a lo largo de los años, con miles de hectáreas de cultivo arrasadas.

Según Forges, "Francia reconoció a Haití políticamente en 1826, a cambio de 120 millones de coronas de oro -20 presupuestos anuales del país en aquella época- y, para pagarlas, tuvieron que pedir créditos que siguen pagando en la actualidad y que han lastrado su desarrollo".

"Tienen tan mala suerte, que el primer edificio que se destruyó en el terremoto fue la escuela de enfermería, donde había 400 titulados que podían haber ayudado en las labores de atención médica", ha lamentado Forges, quien considera que con el sentido del humor "que no la gracia", se puede "llegar más lejos".

En la mesa redonda también han participado la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, Natalie J. Halla, directora del documental "Y también Gaëlle", Fernando Guillén Cuervo, director del documental "Vilaj" y los directores de "Winners", un trabajo sobre las mujeres en Liberia, Mercedes Goiz y Luis Bardón.

Todos ellos han coincido en reconocer que lo que les impulsó a realizar un documental sobre Haití y Liberia, respectivamente, fue "ver el dolor ajeno" y, en este sentido, Guillén Cuervo ha afirmado sentirse "un privilegiado" por poder "ayudar mínimamente" al pueblo haitiano recordando su situación a través de "Vilaj".

"Haití es el máximo exponente del desequilibrio económico que existe en el mundo y que ha creado el neoliberalismo", ha comentado el actor y director barcelonés", para el que "la solidaridad y pluralidad parten del hecho de aceptar otros pueblos diferentes".

Además ha advertido que "Occidente tiene una gran deuda histórica con los países del sur, porque el neoliberalismo propugnado no ha hecho más que generar pobreza en estos países y hemos abortado cualquier iniciativa de desarrollo década tras década", al tiempo que ha recordado que "unos 5 millones de niños mueren de hambre cada año".

Por su parte, Natalie Halla ha querido con "Y también Gaëlle" "dar la posibilidad a los bomberos que participaron en el rescate de un niño y que dio la vuelta al mundo por el canto de esperanza que supuso, de volver a verle y de reencontrarse con un país que les afectó psicológicamente".

Por último, los directores de "Winners" basaron su documental en un proyecto humanitario de Cruz Roja para recuperar socialmente a las mujeres de Liberia que, a lo largo de los años, han sido duramente tratadas y han admitido que les "enamoró la fuerza" de esas mujeres y les insufló "ganas de vivir".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD