03-10-2011 / 21:31 h EFE

El viceministro peruano de Interculturalidad, Vicente Otta, denunció hoy la matanza de 14 curanderos de una comunidad nativa de la Amazonía en los últimos 20 meses, presuntamente promovidos por un alcalde y fanático religioso.

En rueda de prensa, Otta dijo que la matanza de chamanes de la comunidad nativa Shawi "no puede quedarse en una situación de indiferencia y de omisión", motivo por el cual anunció su viaje a la zona esta semana para verificar las investigaciones realizadas hasta la fecha.

Las muertes de los curanderos, reconocidos en Perú como depositarios de conocimientos ancestrales, fueron denunciadas localmente hace varios meses en el distrito de Balsa Puerto en la región de Loreto, donde vive esta comunidad que es una de las 13 familias etno-lingüísticas de la Amazonía.

"En el transcurso de los últimos 20 meses, que van desde 2010 a la fecha, han sido asesinados 14 curanderos, siete oficialmente reconocidos por la fiscalía y otros siete que no son reconocidos legalmente" porque no han sido hallados los cuerpos, indicó el viceministro.

Otta indicó que recibió un reporte de la fiscalía de Yurimaguas, la ciudad más cercana a ese distrito, en el que se consignan los asesinatos de siete hombres, a quienes se identificaba en el pueblo como curanderos o "brujos", y que fueron muertos por disparos, acuchillamiento o cortes de machete.

La fiscalía también recogió el testimonio de un sobreviviente, Bautista Inuma, que recibió disparos en todo el cuerpo y sufrió la amputación de un brazo, y quien dijo haber sido confundido con un brujo por sus atacantes.

Inuma señaló al alcalde de Balsa Puerto, Alfredo Torres, y a su hermano Augusto Torres, llamado el "mata brujos", de intentar matarlo, después de escapar al ataque de cuatro personas.

El viceministro peruano dijo que habían disputas familiares, territoriales y de desavenencias políticas con el alcalde, que "lo sindican como uno de los promotores de las matanzas".

Por su parte, los presuntos responsables de las muertes han buscado que "se legitime en la comunidad el asesinato" de los curanderos al atribuirles el alto índice de mortalidad infantil por enfermedades bronquiales o endémicas, agregó Otta.

El aludido alcalde "es evangelista y al enterarse que se estaba formando una asociación de curanderos en Balsa Puerto este hecho habría provocado su ira", explicó el asesor del viceministerio Roger Rumrrill, investigador de las comunidades amazónicas.

"Para las sectas protestantes, los curanderos son sujetos poseídos por el demonio, lo cual es una concepción totalmente sectaria, primitiva y racista", manifestó Rumrrill.

Por su parte, la directora de Inclusión de los Conocimientos Ancestrales, Grazia Ojeda, explicó que todas las denuncias están en proceso de investigación y que todavía no hay ninguna detención, motivo por el cual el gobierno ha decidido presentarse en la zona para tomar interés por el tema.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD