27-09-2011 / 16:51 h EFE

Un grupo de científicos pretende desvelar los secretos del universo desde un laboratorio de física de partículas subterráneo, el primero del hemisferio sur, que proyectan instalar en un túnel en la cordillera de Los Andes destinado a unir a Argentina y Chile.

El proyecto Andes involucra a científicos de Argentina, Brasil, Chile y México que han recibido el apoyo de colegas estadounidenses y europeos en pos de la cooperación en el estudio de la "materia oscura", los neutrinos y otras partículas subatómicas, explicó hoy a Efe su coordinador, el físico franco argentino Xavier Bertou.

También "hay mucho interés" en usar el laboratorio para estudios del impacto de los rayos cósmicos sobre el envejecimiento celular, de geofísica, para crear una red de sismógrafos entre Argentina y Chile, y del medio ambiente, en base a mediciones de muy baja radioactividad, agregó.

Calculó que construir este laboratorio valdrá unos 15 millones de dólares (11 millones de euros), "el equivalente al 2 por ciento" del coste del túnel vial Agua Negra, que unirá la localidad de Iglesia, en la provincia argentina de San Juan, con la chilena de Vicuña.

El túnel, cuya construcción comenzará en 2012, tendrá una extensión de unos 14 kilómetros y la instalación del laboratorio está prevista a más de 1.500 metros por debajo de la superficie, en las entrañas de Los Andes.

En una caverna principal se prevé espacio para dos o tres experimentos mayores, mientras que una cavidad secundaria albergará tres o cuatro pisos para múltiples estudios, con túneles de accesos, con un total de 2.500 metros cuadrados de superficie subterránea, informa la web del proyecto.

Además, se podría construir una tercera cavidad con forma de pozo cilíndrico, de 15 a 20 metros de diámetro y 20 metros de profundidad, para experimentos de gran tamaño, dijo el físico.

Harán falta al menos unos cinco millones de dólares para equipar al laboratorio para el estudio de la física de partículas, declaró Bertou, quien trabaja en el observatorio Pierre Auger, el más importante del mundo para el estudio de rayos cósmicos, situado en la provincia de Mendoza.

Bertou explicó que "gran parte" de los estudios de la "materia oscura" y de los neutrinos sólo se pueden hacer en laboratorios sepultados bajo rocas "que protegen de la interferencia de los rayos cósmicos que caen permanentemente sobre la Tierra".

Los neutrinos son partículas subatómicas que atraviesan la Tierra a miles de millones por segundo y entender su comportamiento "es física al nivel más básico", comentó.

Los científicos creen que el 85 por ciento de la materia del universo es la denominada "materia oscura", cuyas características son hasta ahora totalmente desconocidas.

El coordinador del proyecto Andes señaló que actualmente hay una docena de laboratorios subterráneos en el hemisferio norte, entre ellos el italiano Gran Sasso, donde se han medido los neutrinos que, aparentemente, "irían más rápido que la luz".

En este sentido, se podría cooperar con laboratorios subterráneos del hemisferio norte para estudiar los neutrinos sobre una base de miles de kilómetros.

"Debido al movimiento de la Tierra, hay algunos estudios en los que se ganaría mucho si se hacen en los dos hemisferios para poder triangular eventos extrasolares, como por ejemplo la explosión de una supernova", afirmó Bertou.

El proyecto Andes tiene el potencial de fomentar la creación de empresas de alta tecnología, como sucedió en las cercanías de laboratorios similares en Europa, aseguran los científicos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD