25-09-2011 / 12:30 h EFE

La consejería de Agricultura y Agua, a través del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), llevará a cabo un proyecto para impulsar la agroenergética en zonas rurales, ya que los residuos agrícolas constituyen una biomasa de alrededor de medio millón de toneladas anuales que actualmente no se utilizan en la Región.

Según ha indicado en un comunicado de prensa el director del IMIDA, Adrián Martínez, "con el 30 por ciento de esta biomasa se podría garantizar el funcionamiento de la futura planta de Cieza para la producción de energía eléctrica, prevista para 2014, y con el resto se podría empezar a desarrollar un mercado de calefacción basado en la utilización de este recurso".

Este proyecto, que será de ámbito europeo, servirá para cooperar con otras regiones en el desarrollo de la logística más adecuada para movilizar los residuos agrícolas de cada distrito energético, según las propias características de cada región y país.

Así, la consejería colaborará con las asociaciones agrarias para establecer ensayos en zonas rurales marginales, donde se evaluarán las posibilidades de los cultivos energéticos que investiga el IMIDA a escala real de agricultores y comarcas, con el objetivo de determinar producciones, costes y efectos medioambientales.

El IMIDA investiga actualmente el potencial agroenergético de especies silvestres de la flora murciana, algunas de las cuales (cardos, gramíneas, arbustos, crucíferas) están dando producciones en secano por encima de las diez toneladas por hectárea.

De esta forma, ha señalado Adrián Martínez, "se podrás saber si los márgenes económicos son interesantes para poder garantizar contratos a largo plazo, de entre diez y 15 años, entre agricultores y la planta receptora".

En este sentido, se ha mostrado seguro de que para 2014 se dispondrá de información fiable sobre cantidades, calidades, costes y márgenes de los residuos disponibles, así como del comportamiento de los cultivos energéticos en las diferentes comarcas y zonas rurales con territorio marginal.

Esto supone entre 30.000 y 100.000 hectáreas en Murcia, "para un escenario de abandono de entre un diez y un 30 por ciento de la superficie cultivada de cereales, almendro y olivo", ha añadido el responsable autonómico.

La biomasa forestal generada en la Región de Murcia asciende a unas 170.000 toneladas al año, de las que actualmente sólo se utiliza entre un dos y un tres por ciento, mientras que la media en España es del 30 por ciento y en Europa del 70 por ciento.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD