22-09-2011 / 19:10 h EFE

El comité de empresa del hospital de Sant Pau han pedido hoy al Parlament que cumpla la moción, aprobada por unanimidad en marzo, en la que se insta al Govern a mantener y garantizar en los presupuestos los recursos económicos que garanticen la asistencia y la calidad del sistema sanitario.

Representantes del comité han hecho entrega hoy a representantes de diversos grupos en la Comisión de Salud del Parlament, un documento en el que alertan de que el ERE temporal presentado por la gerencia del hospital no afecta sólo a unos 1.500 trabajadores del hospital, sino a las 400.000 personas que tienen como población de referencia.

Los trabajadores han pedido a diputados de ERC, ICV-EUiA, PSC y Ciutadans con los que se han reunido que hagan cumplir al Govern este acuerdo "porque con los recortes y los expedientes se vulnera" la moción acordad por el Parlament.

Los diputados se han mostrado dispuestos a redactar conjuntamente una propuesta de resolución para que se aplique lo acordado hace casi seis meses, puntualizando que desde el inicio de la legislatura están denunciando esta situación.

Los sindicatos han denunciado, además, que la presentación del ERE supone incumplir esta moción que garantiza los tiempos máximos de espera e impide que se recorten prestaciones sanitarias y la calidad de los servicios.

La moción, que presentó Ciutadans, hace alusión a las medidas que tiene que adoptar el Departamento de Salud para adaptarse al plan de reequilibrio económico y financiero de la Generalitat.

En la carta entregada a los políticos, los representantes del comité de empresa aseguran que son conscientes de la crisis, pero recuerdan que, "como institución privada y de carácter benéfico-asistencial, siempre han tenido la responsabilidad de cubrir las necesidades de los usuarios, pero no las necesidades de las instituciones, ni de los políticos, ni de las gerencias".

En el documento, redactado como un manifiesto en defensa del centro, se explica que la gerencia del hospital ha empezado a aplicar medidas restrictivas, como el cierre de 36 camas, el cierre los viernes de prácticamente todas las consultas externas, y que estas medidas no han sido ni siquiera discutidas con los trabajadores, ni negociadas dentro de la mesa de la Autoridad Laboral.

También han recordado a los diputados que Sant Pau no ha sido últimamente un hospital deficitario y que todas estas medidas sólo obedecen a una presión por parte del Departamento de Salud y del conseller Boi Ruiz, que está más preocupado por que las cuentas le cuadren bien, que por que la población reciba la asistencia que merece y necesita.

Critican igualmente que no se hayan tenido en cuenta las propuestas de los trabajadores, que ya llevan desde hace tiempo haciendo sacrificios por la situación económica, y que a pesar de los problemas han hecho posible un traslado al nuevo edificio de Sant Pau, sin problemas, demostrando un esfuerzo y una calidad que consideran dignos de admiración.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD