08-09-2011 / 9:30: h EFE

Las palas retroexcavadoras han reanudado su trabajo de derribo a primera hora de la mañana ignorando la jornada festiva que sí secundan en Lorca el sector comercial y empresarial.

Entre los edificios que están siendo derribados hoy se encuentra un antiguo inmueble ubicado en la esquina de las calles Lope Gisbert y Carril de Caldereros, cuya fachada ha sido reforzada con grandes vigas de hierro para conservarla en un posterior proceso de reconstrucción, al igual que está ocurriendo con otros edificios del casco histórico.

También ignoran hoy la fiesta de la patrona los centenares de operarios que trabajan en labores de reconstrucción y reforma de edificios de viviendas y bajos comerciales, que desde comenzó septiembre han multiplicado su ritmo de trabajo.

Asimismo se mantienen hoy las obras de reforma a que está siendo sometido el antiguo hospital Santa Rosa de Lima, que tras los terremotos ha asumido las funciones del centro de salud Lorca Centro, que tendrá que ser derribado.

Con las calles prácticamente desiertas, el único reducto de ambiente festivo que hoy se encuentra en Lorca se localiza en las inmediaciones del santuario patronal de la Virgen de las Huertas, cerrado al culto y gravemente afectado en su estructura tras los seísmos.

Los cultos en honor a la patrona de la ciudad se celebran desde primera hora de la mañana bajo una carpa ubicada en un patio del convento, en el que han sido instaladas 300 sillas.

El obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca, oficiará una misa mayor en ese escenario a la que acudirá la corporación municipal en pleno y la procesión con la talla de la Virgen de las Huertas, prevista para esta tarde, quedará reducida a un pequeño recorrido en andas por la alameda que lleva su nombre.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD