24-08-2011 / 15:30 h EFE

Pujol ha defendido que la limitación del déficit, marcado por las directrices europeas, no debe aplicarse "con el coste que Cataluña pierda capacidad de autogobierno".

El expresidente ha revelado que en los últimos días tenía un presentimiento de que "algo pasaría" y que el presentimiento se concretó ayer con la intención de PP y PSOE de "poner un techo al gasto autonómico y, de hecho, limitar la capacidad operativa de las autonomías" y, de Cataluña en particular.

Pujol, que ha asociado la posible reforma con un retroceso del Estado autonómico, ha manifestado que este retroceso "se veía venir" ya que era la "intención manifiesta de algunas autonomías españolas, mayoritariamente del PP pero también alguna del PSOE", al hablar de devolver competencias.

"Esto es el resultado de una vocación autonómica débil o, incluso, ficticia", ha sentenciado el expresidente, criticando que, en vez de reclamar una financiación mejor, se conformen con una mala financiación y opten por retornar competencias al Estado.

El expresidente ha reconocido que en toda Europa se "tiene que funcionar de otra forma en un montón de aspectos" y ha señalado que Europa, así como España "tienen que plantearse temas fiscales", algo que en Cataluña "el Govern ya se plantea y el conseller Andreu Mas-Colell ya ha dicho que tenemos que recortar aunque sea doloroso".

Pujol ha defendido que este planteamiento se haga "de otra forma, no con el coste de que Cataluña pierda capacidad de autogobierno".

Para Pujol, el Estado "no puede usar como excusa (este planteamiento) para limitar capacidad de autogobierno a Cataluña".

El expresidente ha defendido que cuando los dos partidos mayoritarios del Estado se ponen de acuerdo, Cataluña "acaba recibiendo".

Pujol, presidente de la Generalitat de Cataluña entre 1980 y 2003 fue uno de los políticos que protagonizaron la transición en España y defendieron el modelo autonómico, aunque en los últimos tiempos ha revisado algunos de sus planteamientos.

En la conferencia de la UCE, Pujol ha repetido fragmentos de ponencias anteriores y ha reconocido que la posición que ha defendido durante sesenta años respecto a Cataluña y España está "en un momento muy difícil".

Jordi Pujol ha defendido que en los "próximos dos, tres o como máximo cuatro años tiene que pasar algo, aunque sea en forma de choque de trenes". El expresidente ha reclamado "seriedad, mucha preparación previa y mucho fortalecimiento interno", para cuando llegue el momento.

Por su parte, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, que también ha intervenido en el acto, ha apostado, de nuevo, por la objeción fiscal si no fructifica la negociación por el concierto económico.

Casals, ha señalado que cuando Òmnium nació "tenia que salvar la cultura y la lengua catalana para salvar el país" y que ahora "tiene que salvar al país para salvar la lengua y la cultura".

El acto, al que también ha asistido el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha servido para cerrar la XLIII edición de la Universitat Catalana d'Estiu (UCE).

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD