15-06-2011 / 18:20 h EFE

El secretario regional de acción sindical de la Federación de Transportes de UGT, Antonio González, ha explicado en declaraciones a los periodistas que la cantidad adeudada por el impago del IPC se situaría entre 1.300 y 1.400 euros por cada uno de los 220 empleados que tiene la empresa en Guadalajara (mil en toda Castilla-La Mancha), en su mayoría conductores de ambulancias y técnicos.

Por ello, hoy se han concentrado durante una hora en el hospital para recordar a la empresa que "los convenios están para cumplirlos".

En ese sentido, González ha denunciado que la dirección de la empresa está presionando a los trabajadores para que renuncien a cobrar esa cantidad amenazándolos con moverlos a otras zonas de la región.

En ese sentido, ha recordado que a 10 trabajadores de Ciudad Real se les ha cambiado de vehículo por no haber firmado un documento en el que rechazaban cobrar lo firmado por convenio.

Asimismo, ha criticado que Transaltozano es una empresa que se financia con dinero público, y a pesar de ello sigue incumpliendo "reiteradamente" los acuerdos.

Por ello, los trabajadores han amenazado con tomar nuevas acción de presión antes de ir a la huelga, esta última una medida a la que esperan no recurrir por temor al daño que podría causar a la ciudadanía.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2017
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD