08-06-2011 / 14:20 h EFE

A través de sendos comunicados, el diputado socialista Tomás Gómez y la de IU Pepa Amat han salido al paso del anuncio de que la Comunidad de Madrid ha dado de plazo hasta la noche de hoy para que los ocupantes abandonen voluntariamente su encierro, en protesta por su cierre.

Gómez ha pedido a Aguirre "un poquito de humanidad", de modo que se siente con trabajadores y usuarios del centro Magerit "y escuche sus problemas".

El objetivo sería evitar un desalojo por la fuerza "de unas familias que de manera pacífica reivindican que no se cierren unos centros que necesitan sus hijos".

Mientras tanto, Pepa Amat solicita a Aguirre "que garantice a los trabajadores y usuarios del centro Magerit que volverán a estas instalaciones una vez se lleven a cabo los trabajos de rehabilitación".

"No parece razonable que cuando hay una comisión de seguimiento para ver cómo se solucionan estos problemas, se mande a la policía para desalojar a las personas que permanecen encerradas en el Magerit desde hace unos meses, con la argucia de un decreto de recuperación del centro", añade la parlamentaria de IU en la Asamblea.

Los encerrados han convocado para esta tarde una concentración a las puertas del centro, foco de un conflicto que surgió el pasado 7 de marzo cuando el Servicio Regional de Bienestar Social dictó una resolución por la que cesaba temporalmente, con carácter indefinido, la actividad del Magerit y de otros dos centros, con efecto a partir de la medianoche del día 10 de marzo.

La Comunidad aducía que los tres edificios, antiguos, presentaban deficiencias que suponían un peligro para los trabajadores y usuarios.

Los dos últimos centros fueron desalojados pero el Magerit no porque varias personas se encerraron en su interior.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD